Jueves, 31 de julio de 2014

Pues parece que sí gustan las procesiones..

Hay quien se empeña, por activa y por pasiva, en intentar echar por tierra el cada vez más populoso, movimiento procesional en Jerez. Hay quien lucha denodadamente, por acabar con estas manifestaciones religiosas, que una semana sí, y otra también, alteran el tráfico, provocan atascos, y llenas las calles de bulla.. de ruido.. y de gente. Hay quien protesta por esto, y quien puede llevar hasta razón.. pero, ¿alguien se atreve a no calificar como éxito rotundo, la salida, este martes 29 de julio, de Santa Marta?

Y es que la Santa Hospedera, la patrona de la Hostelería, volvió a llenar el centro de Jerez, al aire de una procesión que volvió a ser absolutamente multitudinaria, y por momentos, hasta tumultuosa, algo que además ya viene siendo habitual un año tras otro.

Muchísimo el público que acompañó a la comitiva en su recorrido desde San Mateo, en tarde agradable de temperatura, lo que invitó sin duda a no quedarse en casa, y que comenzó a las nueve menos cuarto de la tarde, para recogerse, superada la medianoche.

Por cierto, dos aspectos a destacar: el exorno floral, curiosísimo, con mezcla de rosas rojas y amarillas, y la música, un año más a cargo de la Banda de la Caridad, ciertamente notable.

Y por cierto, sigue siendo un acierto, el uso del viejo paso de la Hermandad del Desconsuelo.

Enhorabuena.