Domingo, 11 de mayo de 2014

Escucha con nosotros el Pregón del Rocío 2014

Jerez vivió este viernes, la primera de sus tardes rocieras del año, con la celebración, en la Real Bodega de La Concha, de González Byass, del Pregón del Rocío, pieza que en esta ocasión llegó brillantemente, de la mano del cofrade y rociero jerezano, Andrés Villagrán García. Una cita, gran cita, que volvió a llenar la bodega, de todas esas cosas que siempre regresan en el mes de mayo, volviendo a abrir esas sendas que cerraremos ante la Reina de las Marismas.

A las nueve menos veinte, se abrieron las puertas de González Byass, y un río de gente inundó enseguida la Real Bodega de La Concha. Todo estaba dispuesto, comenzando por un escenario en el que destacaba una carreta, concretamente, una recreación de la primera carreta que cobijó al viejo Simpecado de la Hermandad del Rocío de Jerez, allá por el inicio de la década de los setenta.

Coto de Doñana recreado sobre el breve escenario, y al lío,como diría uno que nosotros conocemos, a partir de las nueve y cuarto de la noche, hora a la que todo dio comienzo, con la presencia de Isaac Camacho en el atril quién encomendó ante la Virgen del Rocío, las almas de los niños fallecidos el jueves en el accidente acontecido en la provincia de Badajoz. Gran detalle, y tras el mismo, un pitero, anunciado el comienzo ante el escenario, donde aguardaba Pablo Guitarte, presentador.

Presentación sencilla, directa, divertida, y llena de matices personales y nostálgicos, que nos hizo sonreír, y aventurarnos a un siguiente Pregón, cargado de vivencias. Bien Pablo. A lo mejor eres el siguiente. ¿Que no?  Y comenzó el Pregón. Con una sencilla estampa. Con una anécdota familiar. Con frases cortas y sencillas. Con temple. Con la descripción de una Salve en la compaña de muchos que ya faltan.. y con un viaje a los recuerdos, que enlazó directamente con la primera intervención musical de la noche, a cargo de un cuadro compuesto por amigos de Jerez y Dos Hermanas, patria chica del Pregonero. Luego, las presentaciones y agradecimientos, y luego, piropo a Jerez con guiño al 750 Aniversario de la ciudad, y al Rey Alfonso X, que trajo a Jerez la devoción a la Virgen. Óle, joé.. y buen remate compuesto por unas décimas de lo más particulares.

Siguió después el Pregonero, con una recreación de la mañana de partida hacia el camino. Misa de Romeros. Los que van y los que no van. Saludos y besos. Contrastes.. y estampas.. desgranando poco a poco, lo que la Hermandad del Rocío de Jerez genera cada miércoles de romería. San José, La Victoria, San Juan Grande.. y la carretera.. y el Ángelus.. y todo lo demás.

Fue entonces cuando comprendimos el estilo por el que caminaba este Pregón de 2014. Un Pregón de camino y fuerza. Un Pregón que el Pregonero gritó y cantó desde el primer momento, demostrando facultades, aunque haciéndonos tener que el final pudiera pasarle factura. No fue así.

Cabe destacar ahora, el gran canto a Sanlúcar, antes de pisar Doñana, y cómo su recorrido rociero, estuvo salpicado constantemente de referencias y guiños a diferentes momentos en el Coto. Tampoco faltó un homenaje a su Peña Malandar, que provocó grandes aplausos, así como a  todos los que algún vez compartieron experiencias junto a la carreta de nuestro Simpecado.

Y entonces, un alto a este desarrollo, que rompió la dinámica del Pregón, para contar una experiencia vivida un Lunes de Pentecostés por la noche, junto a las hermandades que hacen el camino de vuelta por La Raya, en dirección Sevilla. Genial la explicación, geniales las anécdotas que contó Andrés.. y geniales los fandangos que sonaron después. Momentazo. Sí señor.

Regreso después al camino por el Coto, para volver a encontrarse con sí mismo, y confesión en primera persona, para rendir amor eterno a su esposa, Maricruz, a quién conoció precisamente en la Marisma, gracias a la intervención del compañero y compadre, Álvaro Ojeda. Gustó, antes de un romance de cierre dedicado a Carbonera, que pudo ser entonces, el instante más álgido de la noche. Al menos de momento. Luego, la misa del Cerro, basada su exposición, en un texto 'prestado' de Ángel Rodríguez Aguilocho, y después, 'Solano de las Marismas', de nuevo al cante.

Cancelín. Sopetón.. y los bautizos. Toma que toma. Romance precioso y de nuevo divertido, que ahora sí, nos puso a todos de acuerdo. Grandísima ovación y risas en el público, y después.. la Hermandad de Jerez ya en la Aldea.

Primavera. Luz. Rafael Bernal. Muñoz y Pabón. La casa de Juan Baquero. Una carta a una amiga ausente hace años ya en El Rocío.. y un romance maravilloso, dedicado a todos los que llegan a la Ermita para ver a la Virgen. A cada minuto que pasaba.. esto iba claramente a más. Pues sí. "Yo sólo soy uno más.. y mira que pasa gente." ¡Que bien dicho, tocayo!

Noche de domingo. Madrugada de Lunes. El salto. La Virgen en la calle. Y el final por todo lo alto. "Rocío de la mañana." Todo en la Virgen. Todo por la Virgen. Jerez con la Virgen.. "Ella es la Madre de Dios, y ha venido a nuestra casa."

Enhorabuena Andrés. Pedazo de Pregón.