''Hermandad grande.. problema grande'' por Andrés Cañadas

Lunes, 5 de agosto de 2019   -    Andrés Cañadas

''Hermandad grande.. problema grande'' por Andrés Cañadas

Es así, y así lo será por siempre. Una de esas máximas de las cofradías, a las que nunca se suele hacer caso, porque es de lo más cofradiero no hacer caso a nada. Pero al final suele cumplirse. Las hermandades grandes lo son para todo. Para lo bueno y para lo malo. Para los números que manejan. Para la intensidad de sus acciones. Para el eco de sus decisiones... y para la hora de los problemas. Las que son grandes, tienen ese añadido peaje sobre ellas. Y eso es lo que hay. 

https://www.turismobarbate.es/

Las hermandades grandes, lo son, porque suelen contar con una (a veces incluso dos) advocación de enjundia, solera, y enorme popularidad. Por eso no suele haber muchas así. Hay buenas hermandades. Si. Buenísimas. Pero grandes.. grandes..  pocas. 

En Jerez, como en otras localidades de amplia tradición cofradiera, tenemos varias hermandades grandes. Muy grandes, y la de Prendimiento, obviamente, es una de ellas. Además, la del Prendimiento cuenta con un añadido con respecto a casi todas las demás: su imagen titular. El Señor. Una imagen trascendente, mágica. Llena de duende, y de una colección inmensa de misterios insondables. 

Es un Cristo lleno de poder, que sin embargo posee la mirada más humilde de la ciudad. Un hombre con destino de Cruz, cuyas manos podrían detener el mundo tan solo con un chasquido de sus dedos... pero que sabe aceptar con resignación y tremenda paz, la encomienda del Padre del Cielo. Un Nazareno capaz de arremolinar tras de sí, a padres, niños, abuelas... y así una generación tras otra. 

A veces parece que incluso respira. Que su pecho se hincha y deshincha con un compás que solo se entiende por ese rincón especial que conocemos como Santiago. Y puede que sea hasta verdad, porque así es Él. Así sabemos que es el Señor del Prendimiento. Y así lo será por siempre. Inmenso. Grande. Muy grande. 

Por eso, cuando pasan en su hermandad, las mismas cosas que pasan en otros sitios, la trascendencia que alcanzan los hechos, se multiplica infinitamente. Casi universalmente... como dicen, es su infinita devoción. Porque cuando se alcanza tanta grandeza, ésta lo abarca todo. Lo bueno y lo malo. La gloria, y la miseria. La verdad, y las mentiras. 

Y es que esta misma grandeza de las cofradías, suele tener un problema; que con inmensa facilidad, olvida que a pesar de todo, ni es grande el capataz, ni el hermano mayor, ni el director de cofradía, ni quienes aspiran a leer un 'leñazo' en la prensa.

El único grande.. el único... es el Señor. Aunque también sea grande el olvido habitual de esa única verdad. 

Último directo

Quizá te interese

Horarios del traslado de la Virgen hasta Almonte
Horarios del traslado de la Virgen hasta Almonte

La Patrona de Almonte viajará durante toda la madrugada hacia su pueblo, rodeada por algo más de un millón de personas

La Unión de Hermandades también opina sobre la situación en el Prendimiento
La Unión de Hermandades también opina sobre la situación en el Prendimiento

Comunicado oficial sobre una de las situaciones cofradieras más absurdas de los últimos tiempos