Ana Morales se alza con el Giraldillo al Baile tras su éxito en los Premios Lorca

Lunes, 27 de mayo de 2019   -    David Montes - @davidmontesfdez

Ana Morales se alza con el Giraldillo al Baile tras su éxito en los Premios Lorca

El espectáculo 'Sin permiso (Canciones para el Silencio)', estrenando en la XX Bienal de Flamenco de Sevilla, ha sido reconocido con el galardón 'Giraldillo al Baile' y con los Premios Lorca 'Espectáculo flamenco', 'Coreografía' e 'Intérprete Femenina' 2019

'Sin permiso (Canciones para el Silencio)' ha tomado forma en tres residencias de creación, en Alemania, Jerez, y el Sadlers’s Wells Theatre de Londres

https://www.facebook.com/editorialperipeciaslibros

La bailaora Ana Morales se encuentra inmersa actualmente en lo que se conoce como un 'momento dulce' de su trayectoria artística, en el que está recogiendo el fruto del trabajo realizado desde hace largo tiempo. Tal es así que, en estas últimas semanas, la bailaora catalana afincada en Sevilla, recogía el pasado jueves 23 de mayo en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla el Giraldillo al Baile de la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla por su espectáculo 'Sin Permiso (Canciones para el Silencio)', espectáculo que también cuenta en su haber con tres importantes reconocimientos de los Premios Lorca 2019 en las categorías de mejor Coreografía, Intérprete Femenina y Espectáculo Flamenco.

Estrenado el pasado mes de septiembre de 2018 en el Teatro Lope de Vega, este espectáculo ha sido montado, realizado y forjado en tres residencias de creación distintas llevadas a cabo por parte Ana Morales en los festivales flamencos Tanzhaus Dusseldorf en Alemania, en el Festival de Jerez en España y en el Sadler's Wells Theatre de Londres en Inglaterra dentro de la programación del Flamenco Festival 2018, en las que ha contado con la participación de Guillermo Weickert como codirector y junto con quien la bailaora define 'Sin Permiso (Canciones para el Silencio)' como ''una exploración del potencial del silencio como elemento musical y de ejecución''.

'Sin permiso (Canciones para el silencio)' –al que también Ana Morales se refiere como ‘un Réquiem’ a su padre'-, se compone de tres bloques donde se mezclan las bulerías, sevillanas, rumbas o seguirillas, que han hecho vibrar a todo el público que ha disfrutado del montaje flamenco, tanto en la Bienal de Sevilla como en el Festival de Jerez. Por su parte, el también actor y bailarín define también “Sin permiso (Canciones para el Silencio)” diciendo que “hay espacios en nuestro interior que son como nuestros desvanes, donde acumulamos recuerdos lejanos, que hemos vivido y nos han marcado de una u otra manera. Esos se pierden en la frontera entre la razón, el sueño y la memoria''.

Para Ana Morales, el recuerdo del padre está ligado a su relación con Andalucía y el flamenco, con una manera de entender el arte y la vida. Ana en el espectáculo entra en ese espacio suyo… Y lo hace “sin permiso, a modo de ritual personal, para encontrarse con esos recuerdos” tal y como nos reconocía en la entrevista que nos concedía a Flamencomanía en los días previos al estreno del espectáculo en la XX Bienal de Flamenco de Sevilla.

Ana Morales (Barcelona, 1982)

Ana Morales comenzó pronto a sentir el interés por el baile comenzando su formación en el conservatorio de su ciudad natal, en la danza clásica y el flamenco, una dualidad que le ha permitido poseer una versatilidad que aprovecha y desarrolla sin límites en sus creaciones. Con 16 años se trasladó a Sevilla con una beca de la Compañía Andaluza de Danza, entonces dirigida por José Antonio Ruiz, completando sus estudios con maestros como Rafael Campallo, Juana Amaya, Eva Yerbabuena, Isabel Bayón o Andrés Marín.

En el año 2000 debutó en la Bienal de Flamenco en “Puntales”, de la Compañía de Antonio el Pipa. Al año siguiente consiguió una plaza en la Compañía Andaluza de Danza, participando en los montajes “Encuentros” y “Picasso. Paisajes” (2001), “La leyenda” (2002), “Bodas de sangre” (2002) y “Cosas de payos” (1998). Volvió en 2015, siendo ya el Ballet Flamenco de Andalucía, para formar parte de “En la Memoria del Cante”, siendo en 2016 bailarina principal de “Tierra Lorca”, dirigido por Rafaela Carrasco.

Ana Morales, además, ha trabajado en la compañía de Javier Latorre, en Triana, en “El nombre de la rosa” (2004), así como con Javier Barón, en “Meridiana” (2007), junto a Andrés Marín en “Asimetrías” (2004), en “Kahlo caló” (2008) de Rafael Estévez, y también junto a Miguel Ángel Cortés, entre otros artistas. Además, participó en la película “Iberia” (2005) de Carlos Saura y trabaja desde hace tiempo con Esperanza Fernández, con la que lo sigue haciendo como artista invitada. En paralelo a todo esto, Ana Morales comenzó a idear sus propias producciones, y en 2010 se estrena en el Festival de Jerez con “De sandalia a tacón”, que sería continuado por “ReciclARTE” (2012), “Los pasos perdidos” (2015), y “Una mirada lenta” (2016), estrenado en el Teatro Central de Sevilla.

Su trayectoria artística se ha visto reconocida con numerosos galardones, entre los que destacan el Premio al “Baile Libre” del Concurso Nacional de Baile Flamenco de La Perla de Cádiz, en 2004, el Premio Desplante del Festival Internacional de Cante de Las Minas, en el año 2009, o el Premio Lorca de 2016, que se une a los conseguidos en este 2019.

Último directo

Quizá te interese

El Concurso de Guitarra de la 'Buena Gente' traspasa las fronteras nacionales
El Concurso de Guitarra de la 'Buena Gente' traspasa las fronteras nacionales

Candidatos de Nueva Zelanda, Costa Rica, Taiwán, China han enviado sus propuestas para participar en la fase preliminar de esta cita que celebrará su final el 4 de julio.

Presentadas las actividades paralelas de los ciclos flamencos de verano en Jerez
Presentadas las actividades paralelas de los ciclos flamencos de verano en Jerez

Nueve academias y escuelas de baile y guitarra de la ciudad ofertarán una serie de actividades formativas que se desarrollarán durante los meses de julio y agosto.