¿Sabes dónde comer en la Feria del Caballo de Jerez?

Martes, 7 de mayo de 2019   -    David Montes - @davidmontesfdez

¿Sabes dónde comer en la Feria del Caballo de Jerez?

Si usted es de esas personas que jura no poner un pie en ninguna de las ferias andaluzas pero después es de las que se encarga de mandar a todo el mundo para casa y es capaz hasta de quedarse de guarda del real, seguro que en estas fechas no serán pocos los grupos de WhatsApp en los que le han incluido para ''echar un ratito'' este año en el Real del González Hontoria a partir del próximo sábado, día en el que comienza la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera de 2019.

Y, claro, siempre llega la misma pregunta. ¿Reservamos? ¿Vamos por libre? ¿Concertamos algún menú en alguna caseta? ¿Quién puede preguntar si...? Lo que viene siendo preparar la intendencia, vaya. Pues como la Feria del Caballo es de acceso libre y abierto en todas las casetas, no le vamos a recomendar que se enclaustre en ninguna de ellas durante toda la jornada sino que se pasee por las calles del Real y disfrute de la belleza de la mujer vestida de flamenca, el paseo de caballos, el clima de la tierra y, en definitiva, del ambiente que se respira en esa semana del año donde las penas se quedan en casa esperando mejor ventura.

Por ello, y para que usted además se pueda dar un verdadero homenaje gastronómico, a unos precios más que asequibles, en este artículo le vamos a dar algunos consejos de dónde parar y dónde disfrutar de un magnífico ambiente entre amigos y no sufrir un calvario ni en su estómago ni en su bolsillo, que todo hay que mirarlo.

Al igual que en todos nuestros artículos anteriores, nuestras indicaciones no tienen orden ni prioridades pero, como por algún sitio hay que empezar, nuestras primeras y más famosas escalas que se puede hacer en la Feria del Caballo de Jerez es en la caseta de la Hermandad de la Candelaria para dar cuenta de sus famosos 'Chispazos', todo un referente del real, que no es más que una modificación del clásico serranito que se creara en Sevilla allá por la década de los setenta del siglo pasado y, por supuesto, los pinchos morunos de la caseta de la AA.VV. El Pozo de la Víbora. Si usted se va para casa sin probar, al menos, uno de estos dos manjares, usted no ha ido a la Feria del Caballo. Así. Sin más. Axiomático.

Nuestra segunda parada tiene por destinataria otra caseta de la Hermandad de la Amargura donde podremos disfrutar de unas magníficas carrilleras en salsa y, si le coge la sobremesa hasta es de los pocos lugares donde pueda tomarse un café antes de pasar a la copa larga si es su deseo. Si, por el contrario, usted es de lo que gusta alargar el momento del aperitivo, otra de las recomendaciones importantes muy a tener en cuenta es el jamón cortado a cuchillo con almendras tostadas de la caseta de la Casa de Extremadura, donde seguro que no se equivoca si tiene visitantes que atender en el Real.

Por continuar con esos previos antes de irnos a platos más contundentes, tenemos varias opciones donde poder hacer diferentes 'rengues' y disfrutar de una copa de vino fino de Jerez, bebida estrella por antonomasia, y ponerle nota más que sobresaliente a las croquetas de la abuela de la caseta de la Hermandad de Pasión o los montaditos de solomillo de la caseta Vinolento, sin olvidarnos de la presa ibérica con salmorejo de la caseta La Bota de Roble.

Para aquellos que sean dignos signatarios del buen beber y el mejor comer, deben buscar encarecidamente en el mapa la caseta de la Hermandad del Perdón (Usted Perdone) y pedir número para que le pongan en la mesa su famoso Titanic (bandeja de pescaíto frito, pimientos y tortilla de patatas) y si aún le quedan fuerzas y ganas, cerca encontrará la caseta de la Hermandad de la Clemencia con sus archiconocidos anetos que, para aquellos que no sean de Jerez, simplemente decirles que es una pechuga de pollo empanada rellena de jamón serrano y queso.

Y ya que estamos hablando de precocinados caseros de gran categoría, no podemos pasar por alto los flamenquines que preparan en la caseta de la Peña Flamenca 'Buena Gente' ni, por supuesto, las lagrimitas de pollo de la caseta de la Hermandad del Soberano Poder y despues rematar la faena con unos pastelitos que hace verdad ese dicho de que ''comer sin postre no es comer''.

Por último y con la esperanza de que estas recomendaciones hayan sido de su agrado, hemos dejado nuestro mejor consejo. Uno fundamental. Indispensable si se quiere disfrutar de un magnífico día de Feria del Caballo y no nos estamos refiriendo a que tomen protectores de estómago ni nada por el estilo. Es más fácil. Mucho más fácil.

¡¡¡SALGAN DE CASA CON GANAS DE PASARLO BIEN Y DE DISFRUTAR DE LA FERIA MÁS BONITA DEL MUNDO!!!

Último directo

Quizá te interese

Detenida una mujer por apuñalar a su expareja tras una discusión
Detenida una mujer por apuñalar a su expareja tras una discusión

Le clavó un cuchillo en el costado en plena calle

El delegado del Gobierno en Andalucía respalda la subida salarial de los políticos jerezanos
El delegado del Gobierno en Andalucía respalda la subida salarial de los políticos jerezanos

Lucrecio Fernández afirma que los concejales son ''quienes mejor conocen su ciudad''