Lunes, 14 de enero de 2019   -    David Montes - @davidmontesfdez

Tan lejos, tan cerca

Sin típicos tópicos. Buscando afinidades pero sin forzar el acercar distancias. Tratando de unir sin que tengan que encajar las piezas. Así, y de la mano de la música japonesa maridada con lo jondo, se nos presentó Eva Yerbabuena en el Teatro Bernadette Lafont para presentar en Nîmes su última propuesta escénica, Cuentos de Azúcar, en la que marida y busca puentes que unan la música regional nipona de las islas Amami con el mundo sonoro del flamenco.

https://www.facebook.com/editorialperipeciaslibros

Y como en todo aquello que tiene el arte como filosofía de vida, en este espectáculo de la bailaora granaína la forma de expresión tiene como máxima salvaguarda un idioma que se escribe en el aire, con pentagrama y partitura, en un encuentro insólito. Si. Más de lo que ustedes piensan. Mucho es lo que se habla siempre de las afinidades entre lo jondo y lo solnaciente, pero pocas son las ocasiones en las que juntas viajan de forma complementaria. Esta es una de ellas.

https://www.milar.es/

La presencia impone. Y bastante. Eso vaya por delante. Así. Sin más. Las batas de cola y los kimonos de seda de Eva Yerbabuena y Anna Sato le dan una solemnidad y misticismo a este encuentro de culturas que, unidos por la música y de forma tangencial, tiene por objetivo encontrar la cuadratura de un círculo que tiene infinitos vértices compuestos por la músicas que poco o nada tienen que ver entre sí salvo la coincidencia del tempo y el pulso que pervive de forma autóctona en las Islas Amami y la pulsación flamenca de tangos, alegrías, cañas, polos, granaínas y cartageneras con las que se maridan unas formas expresivas que ni están tan lejos unas de otras pero que tampoco están tan cerca como algunos quieren hacernos creer.

El principal reto está claro: Salir victorioso de un envit colocando al flamenco al servicio de la voz y los modos de una tierra que tiene en Anna Sato una cantante de porcelana. Además, es el flamenco el que se pliega y somete a lo nipón y no al revés. No es tarea fácil la encomienda, ni mucho menos, aunque en el escenario Eva tiene a dos gladiadores del cante como salvaguarda y a un director de orquesta que conoce hasta el movimiento de sus pestañas. Todo un seguro de vida para que nada se fuera hacia donde no debía. Como así ocurrió.

Eva Yerbabuena tiene muy claros los conceptos del flamenco y su danza, en todas sus vertientes, y por ello es de las pocas artistas que puede meterse en un espectáculo que juega a ser un esperanto escénico y, además, salir victorioso del encuentro . Y en ‘Cuentos de Azúcar’ la bailaora granaína encontró el camino y la conexión. Encontró la sinergia entre culturas y sus músicas y, sobre todo, encontró como comunicarse con quien tenía delante sin tener que hablar el mismo alfabeto. Y, además, hasta abrió una senda de muy interesante destino. En este tiempo donde lo clásico está empezando a ser novedoso, buscar puntos de equilibrio donde la lucha no tenga vencedores ni vencidos tiene más mérito del que parece y, sobre todo por alegrías y por tangos, es donde este encuentro alcanza su máximo encaje.

En esos pasajes, las diferentes visiones de cada mundo musical y cultural no sólo se dan la mano sino que además se funden en un alianza haciendo verdad eso de que hay infinidad de formas de expresión pero al final el universo gira en torno a un único latido. Da igual que sea jondo, flamenco o nipón o se toque con guitarra o instrumentos regionales o se percuta a golpe de palmas, baterías, cajones o taikos. La distancia y el espacio pueden estar tan lejos o tan cerca como las diferentes visiones que se quiera crear sobre un mismo concepto que, en este caso, funciona y encuentra perlas japonesas, dentro del mar sobre el que navega el flamenco, en un magnífico cuento que tiene el sabor agradable y dulce del azúcar como resultado.

Nota: Para ver la galería de fotos completa realizada por Sandy Korzevka pincha aquí: 'Cuentos de Azúcar' de Eva Yerbabuena

Ficha Técnica:
Espectáculo: Cuentos de Azúcar - Artista: Eva Yerbabuena - Lugar: Teatro Bernadette Lafont - Festival Flamenco Nîmes - Fecha: 12 Enero 2019 - Baile: Eva Yerbabuena y Fernando Jiménez - Cante: Anna Sato, José Valéncia y Alfredo Tejada - Guitarra: Paco Jarana - Percusión: Antonio Coronel, Rafael Heredia y Kaoru Watanabe

Último directo

Quizá te interese

La ‘Buena Gente’ entrega los premios del concurso de saetas
La ‘Buena Gente’ entrega los premios del concurso de saetas

Tomás ‘Rubichi’, Pedro Garrido ‘Niño de la Fragua’ y José Montoya Carpio ‘Berenjeno’ reciben los galardones que les acreditan como primer y segundo clasificado y mejor joven menor de 25 años, respectivamente.

Flamencomanía TV: ''Final del Concurso de Saetas de la P.F. Buena Gente 2019''
Flamencomanía TV: ''Final del Concurso de Saetas de la P.F. Buena Gente 2019''

Uno de los concursos de saetas más importantes de España celebró su fase final el pásado sábado y las cámaras de FLAMENCOMANIA estaban allí para captar todo cuanto ocurriera.