Disipando dudas de las panificadoras, ¿recomendables o necesarias?

Foto: Las panificadoras comienzan a adentrarse en los hogares.

Miércoles, 9 de enero de 2019   -    Pedro Toril

Disipando dudas de las panificadoras, ¿recomendables o necesarias?

Seguramente ya conoces a algún amigo o tienes algún familiar que te habla maravillas de la nueva máquina que ha comprado. Las panificadoras comienzan a adentrarse en los hogares por ofrecer algo muy sencillo a quienes se animan a usarlas: hacer pan casero, sin aditivos ni nada que pueda tener en los grandes comercios en los que se suele vender.

Es algo que se está alimentando por numerosas razones, pero que tiene en el espíritu del DIY, el ahorro de dinero y los beneficios de la salud a sus principales motores. Pero también es algo que está provocando numerosos abandonos y alimentando el mercado de la segunda mano con centenares de estas máquinas. ¿El motivo? Que muchos compradores se lanzan a por ella de forma impulsiva, sin considerar si realmente la necesitan.

Portales como mejorespanificadoras.com están llenos de usuarios que llegan con el fin de buscar el mejor modelo posible con el que hacerse, inmersos en la fiebre de disfrutar de comida totalmente casera o, incluso, motivados por el afán de experimentar un poco más en la cocina y probar a hacer diferentes tipos de pan. La idea puede sonar bien de primeras, pero la necesidad de reunir los ingredientes, de dedicar cierto tiempo al proceso de elaboración y de que las cosas no salgan siempre tan bien como se desean es lo que lleva a muchos a desmotivarse.

Esto lleva automáticamente al comprador a una pregunta: ¿realmente es necesario comprar una panificadora? Responder a esta cuestión no es tan sencillo como parece, y es que es algo que depende mucho de las condiciones del hogar, de la economía, de las rutinas diarias e incluso del tipo de comprador. No todo el mundo la tiene como algo necesario, pero sí que hay factores con los que saber si es algo que pueda valer la pena o no.

¿Cómo puede saber si realmente necesitas una máquina de hacer pan?

Lo primero que necesitas saber para determinar si es algo que te convenga o no, es que todos tenemos en nuestros hogares la combinación perfecta para hacer pan, sin necesidad de utilizar ninguna máquina ni producto revolucionario. La unión de un buen bol, junto con el trabajo del horno y del frigorífico son todo lo que necesitas, junto a algunos utensilios habituales de cocina y los ingredientes, para poder hacer el pan que desees. Sin embargo, hay un factor importante que juega a favor de la panificadora.

¿Cuál? Los programas. En estos aparatos, tan solo tienes que preocuparte de verter los ingredientes en las proporciones que se te indiquen en las recetas y seleccionar el programa que desees. A partir de ahí, ella se encarga de hacer el resto para que solo tengas que esperar y dejar que el pan se elabore. No hay que estar dando vueltas a una masa manualmente ni invirtiendo tiempo en ello, todo se hace solo.

Si no hay paciencia, ni tampoco tiempo, una buena máquina de hacer pan es el mejor remedio para contar con algo casero y de calidad sin tener que preocuparse demasiado por ello. De hecho, estos dos últimos aspectos son lo siguiente a jugar un papel clave en la decisión de compra. Todo lo que haces aquí es 100% casero y, por tanto, solo llevará aquellos ingredientes que utilices.

De esta forma, el consumidor se asegura de que no hay nada que pueda ser perjudicial, y deja también a un lado todos esos aditivos que tan poco gustan cuando se piensa en la comida. Algo con lo que, además, cada vez estamos más concienciados por la creciente preocupación por la salud y la correcta alimentación.

Estos factores son las grandes claves por las que decidirse, aunque no son los únicos. Pensar por ejemplo en la cantidad de panes distintos que se pueden llevar a cabo seguro que es algo que resulta interesante para los que tienen cierta pasión por la gastronomía, incluso la opción de hacer dulces como bizcochos y otros derivados también resulta atractiva.

Realmente, esto último es algo adicional, algo que convierte a la máquina en algo más recomendable que necesario. Si nos decantamos por lo práctico y pensamos en ella como una necesidad, se vuelve indiscutible para alguien que necesita un pan con unos ingredientes determinados y ve cómo los establecimientos inflan los precios de forma abusiva. En ese caso, una panificadora es tan recomendable como necesaria.

Por supuesto, en cualquier hogar en el que haya una gran preocupación por seguir una dieta sana y evitar cualquier producto con ingredientes dudosos, también se vuelve necesario contar con una máquina de este tipo. De hecho, esta creciente preocupación también es la responsable del crecimiento de ventas de las panificadores.

Queremos comer mejor, incluso cuando pellizcamos una barra de pan recién hecha. Y eso es algo que solo puede ofrecer este aparato.

 

Último directo

Quizá te interese

¿Qué factores se han de tener en cuenta para comprar una máquina de hielo?
¿Qué factores se han de tener en cuenta para comprar una máquina de hielo?

Su diseño es tenido en cuenta por los fabricantes de electrodomésticos

El alquiler de trasteros, una opción cada vez más demandada
El alquiler de trasteros, una opción cada vez más demandada

Se trata de uno de los sectores con más crecimiento en los últimos años

Último directo