Un crucero en Navidad, cuatro razones para viajar

Foto: Imagen de un crucero.

Sábado, 15 de diciembre de 2018   -    Pedro Toril

Un crucero en Navidad, cuatro razones para viajar

Las fiestas navideñas son una excelente excusa para animarse a hacer un viaje hacia otras latitudes, especialmente si se trata de abordar un crucero. Muchas personas ven en esta posibilidad una excelente opción para conocer, relajarse e incluso hacer nuevas amistades de otras partes del mundo. En este artículo se detallan cuatro razones para iniciar este recorrido a través del océano, en esta época del año.

Un escape a la rutina

En los países de Europa el invierno coincide con la llegada de la Navidad. Es por esa razón que las personas que no son amantes del frío ven en las vacaciones una alternativa para escapar a un clima mucho más cálido en otras latitudes. La región de Canarias es una excelente opción para planificar una escapada en esta época del año sin alejarse mucho de España, principalmente si el interés turístico incluye también disfrutar de la hermosa vista hacia la costa africana.

Por el contrario, si la idea es llegar hasta las regiones bañadas por el mar Mediterráneo, una ruta con escala en Francia e Italia puede ser una gran alternativa, sobre todo si el viajero considera que no es necesario postergar un paseo de ensueño por las costas europeas a los planes para semana santa 2019. Diciembre también puede ser el mes ideal para esa magnífica escapada.

Hay muchas actividades para escoger

Uno de los principales atractivos de un crucero radica en su gran variedad de actividades. Desde simplemente pasar un rato en la piscina o estar en el solárium hasta cenas, bailes e incluso excursiones. Difícilmente habrá tiempo para aburrirse. Pero la mejor parte es que estas actividades permiten a los viajeros conocer personas de distintas partes del mundo y en el caso de la temporada navideña celebrar de manera diferente, lo que sin duda resulta muy emocionante y uno de los mayores atractivos añadidos.

Dependiendo de la compañía, los servicios ofrecidos pueden incluir desde sesiones de baile y tratamiento de spa e incluso algunos más exclusivos, como el uso de las áreas del gimnasio. Algunos cruceros también ofrecen la posibilidad de ir de compras sin bajar a tierra firme, ya que poseen establecimientos a bordo, algunos de las marcas más exclusivas. Esto sin duda dará otro significado a los regalos de la época.

Los amantes de los deportes al aire libre también tendrán una opción para divertirse, sobre todo cuando se trata de escalar en la pared de roca o pasar un rato en el simulador de surf. Las opciones para divertirse son numerosas y hay mucho de dónde escoger.

Es ideal para pasar tiempo en familia

Un crucero puede ser una excelente opción para los viajeros que desean compartir tiempo de calidad con sus familiares, especialmente en los días festivos de Navidad, por una sencilla razón: no será necesario que hagan algo más que divertirse. Además, la gran variedad de actividades facilita que todos elijan cómo disfrutar el día a bordo.

También puede ser una gran alternativa al momento de organizar un encuentro familiar con parientes que viven en lugares muy lejanos, si se planifica la ruta con suficiente antelación. Esta opción también es un acierto para las parejas que inician una vida juntos y celebran su primera Navidad como familia, e incluso para las que llevan muchos años de casados como una manera muy romántica de renovar sus votos de amor.

Es una manera de ahorrar

Aunque parezca difícil de entender, tomar un crucero también puede ser una manera de ahorrar en vacaciones, ya que gracias a las distintas actividades que muchas compañías ofrecen los pasajeros podrán disfrutar de numerosas opciones de esparcimiento sin necesidad de gastar más allá del presupuesto.

Muchas compañías también ofrecen paquetes de descuento según la época del año, por lo que si se planifica con suficiente anticipación es posible conseguir opciones económicas, que garanticen un mayor ahorro. La clave está en saber en qué fecha dar inicio al recorrido. Si el viaje tendrá lugar en diciembre, lo ideal es hacer las reservas en septiembre mientras que si se planea viajar en junio entonces será posible elegir los mejores billetes a partir del mes de marzo.

Las vacaciones de Navidad son las más esperadas de todo el año, especialmente cuando se trata de reencontrarse con familiares o de pasar tiempo con los seres queridos. Tomar un crucero puede ser una manera de pasar una temporada navideña diferente y a la vez hacer ese viaje soñado que tanto se desea.

 

Último directo

Último directo