''..y Jerez conoció por fin su prohibido Sábado Santo''

Martes, 6 de noviembre de 2018   -    A. Cañadas

''..y Jerez conoció por fin su prohibido Sábado Santo''

Es uno de esos tesoros patrimoniales de la ciudad -al menos de la ciudad cofradiera- que un buen día se perdieron, para no volver -posiblemente- nunca más. Un reducto dedicado a la nostalgia y al recuerdo, y también a la estela de aquellos que se fueron, aquellos con los que alguna vez compartimos la subida por la calle La Sangre -lo de Taxdirt lo dejamos para otro día- tras el manto azabache y oro de la Virgen de la Piedad, esa dolorosa con cara de mujer judía, ante la que tantos clavaron su rodilla en tierra.

https://www.milar.es/

Hoy no me apetece escribir de los 300 años de historia, ni del genio creador de Ignacio López, ni de tanto como ya se ha escrito en tantos medios en los últimos días. Hoy quiero pensar en la cantidad ingente de propios y extraños que flipan con las procesiones 'oscuras' de Marchena, o de Carmona, o que alucinan con la recogida de la Soledad de San Lorenzo el postero día de procesiones en la Semana Santa de Sevilla. Pienso en todos ellos y en mí mismo, y me atrevo a sonreir pensando en lo imbéciles que somos en Jerez para casi todo. ¿Tiene algo que envidiar la subida por calle La Sangre a todo aquello? Pues sí, una cosa sí envidia: que todo lo demás se sigue haciendo en su día y en su hora, pero en Jerez, no. Y este domingo se vio claro.

https://www.lacasa.net/es/agencies/60

https://tres60.es/

Era una procesión extraordinaria, propia de alegrías y de fiesta. pero en vez de eso, la Hermandad de la Piedad decidió vestir a su Virgen de Sábado Santo, dejar a la Señora sola en su paso -como antiguamente- y dedicarse a buscar más allá de las estrellas, los sueños que algún día nacieron bajo el palio de las Hermanas Antúnez. Y ya está. La música de la Unión Musical Astigitana dibujó -magníficos- compases elegantes tras este cuadro, y Jerez hizo el resto, subiendo en multitud hasta el Calvario, mientras pedía silencio a cada paso de la cuadrilla de Gorrión.

¿No es acaso arqueología cofrade en estado puro lo que pretendió y consiguió la corporación del Santo Entierro? Hasta las 'levantás' al hipo tuvieron su 'conque', porque todo era puro. Jerez puro. Y ¡ay amigo!, cuando la pureza vive entre nostros, poco más hay que decir.

Y todo eso que pudimos volver a ver, fue una vez nuestro, pero incomprensiblemente dejamos que se lo llevara la corriente. Una vez existió de verdad cada Semana Santa, cada Sábado Santo, consiguiendo que hasta los duendes de Santiago opacaran su genio al paso de esta hermandad. Una vez fue patrimonio inmaterial de las cofradías de Jerez, pero desapareció ante nosotros, sin que ni nosotros mismos supiésemos cuando.. y por qué.

Este domingo pasado fue otra vez Sábado Santo junto a las piedras de la gruta de Lourdes. Pero no un Sábado Santo más, sino uno eterno, que para siempre se nos quedará grabado en los que estuvimos allí, deseando que la Iglesia diocesana rectifique algún día sobre este asunto. Pero no porque cada vez haya más cofradías, y se imponga una reforma. No. Sino por la conciencia de que junto a esta imagen sabemos callarnos y asumir el misterio del luto del Cielo, ese que sólo dura tres días, y que alcanza la Gloria de la mañana del Domingo, la que no puede tener mejor antesala que el rostro hermosísimo de la Piedad que vive en el Calvario. 

Último directo

Quizá te interese

''Se perdió el señorío'' por Álvaro ojeda
''Se perdió el señorío'' por Álvaro ojeda

Esto es Jerez, donde la corbata arrodillada ante los presbiterios y las sonrisas en los programas de radio o televisión, son inversamente proporcionales a lo que realmente se es por dentro

Interesante convenio de colaboración entre la Exaltación, y 'El Anzuelo de Oro'
Interesante convenio de colaboración entre la Exaltación, y 'El Anzuelo de Oro'

El Club de Pesca cederá el excedente de pescado de sus actividades, a la Obra Social 'Concepción Coronada'

Último directo