Viernes, 2 de noviembre de 2018   -    A. Cañadas

El Cristo que paró las aguas...

El Terremoto de Lisboa tuvo que ser, en 1755, un hecho absolutamente demoledor. Dicen que hasta en Granada se sintieron los efectos del seísmo que destrozó buena parte de Portugal y Extremadura. Un acontecimiento dantesco que en la provincia de Cádiz se sigue recordando cada año, cuando en la jornada del 1 de noviembre, en Cádiz y en Chipiona se vuelve a dar gracias por el parón de las aguas que gracias a la ayuda divina, dejó en nada lo que podía haber sido el devastador efecto de un tsunami terrorífico frente a nuestras costas.

https://www.milar.es/

Así, en Cádiz, cada año, la Hermandad de la Palma celebra que la Virgen salvara a 'La Tacita' de aquellas infames olas, mientras que en Chipiona, es el Cristo de las Misericordias el que recibe la pública veneración de los fieles, a través de una procesión de alabanzas que recorre los entornos de su ermita.

https://www.facebook.com/tuttohogarisimojerez/

Allí estuvimos, y fuimos testigos de cómo un año más, la villa no faltó a su cita con el milagroso y salvador crucificado.

http://www.olympusmantenimiento.es
http://www.automocionterry.seat/home/overview-dw.automocion-terry.html

Último directo

Quizá te interese

'Cabildo de Salida' líder de audiencia
'Cabildo de Salida' líder de audiencia

Nuestra gratitud mas sincera, a todos los que un año más, han confiado en el trabajo realizado por esta casa durante los días de la pasada Semana Santa

Crónica Íntima: Seis saetas...
Crónica Íntima: Seis saetas...

Ver pasar al Cristo de la Viga por Carpintería Baja, supone cada año un ejercicio de buen gusto, de excelente gusto por Jerez y por sus cosas más íntimas