¿Por qué no puedo escuchar a Willy Toledo en Cádiz y a VOX en Jerez?

Miércoles, 24 de octubre de 2018   -    Domingo J. Díaz

¿Por qué no puedo escuchar a Willy Toledo en Cádiz y a VOX en Jerez?

Si con algo disfruto es hablando y discutiendo. Me encanta debatir, que se expongan argumentos y que el conocimiento o el desconocimiento se comparta. Por eso hoy me he hecho una pregunta: ¿Puedo ir el sábado a escuchar a Willy Toledo y el domingo a saber qué dice VOX?

Damajuana iba a organizar el acto de VOX en Jerez, o eso se había dicho por la mañana. Entonces empezaron a llegarme mensajes del estilo: "Boicot a Damajuana", "yo no voy más allí", "¿cómo le van a dar voz a los fascistas?".

Expuse que no estaba de acuerdo. ¿Por qué boicot? ¿No pueden tener un lugar de reunión? ¿No son ciudadanos como nosotros tengan las ideas que tengan? ¿Quién tiene miedo de que hablen? Lo primero que cabe decir es que se trata de un bar y que me parece lícito que se alquile a cambio de una remuneración o que sea cedido. Supongo que los listos del boicot preguntan a sus jefes si votan a VOX o no antes de dar un servicio, que preguntan qué derechos humanos se saltan para vender sus productos, ¿verdad? -sí, esto es demagogia, exactamente igual que la vuestra-. 

Soy un asiduo del lugar, donde se respira un gran ambiente y al que he acudido con personas de izquierdas, de derechas, apolíticos, religiosos, ateos y cualquier pensamiento. Seguro que los dueños no se hubieran imaginado nunca llegar a tener tantísima publicidad. Al final parece que no se celebrará el acto en tal lugar, pero la publicidad negativa ha provocado que muchos ahora sepan qué es ese lugar llamado Damajuana y que a algunos nos gusta visitar.

Por cierto, los miembros de VOX seguro que os agradecen la difusión chicos contrarios a la libertad de expresión. Gracias a los del Boicot a Damajuana mucha gente se ha enterado de que VOX se presenta en Jerez. Hasta hoy creo que solo lo sabíamos los que trabajamos en la información y tres o cuatro más. Habéis hecho un gran trabajo para vuestro enemigo.

Curiosamente, este mismo fin de semana estará en la provincia Willy Toledo. Hablará sobre libertad de expresión en Cádiz, el sábado a las 12.30 horas, en el edificio de la Casa Iberoamericana. El edificio lo cede la UCA, pero este acto lo organiza la Asociación Pro Derechos Humanos. 

Existe cierta preocupación porque hay quien no quiere que Willy Toledo hable en estas jornadas. He escuchado en un millón de ocasiones que el actor se merece una paliza, que le cierren la boca y cientos de barbaridades más. ¿Por qué? ¿Qué miedo hay a que hable Willy Toledo? ¿No es un ciudadano más que tiene derecho a expresarse? ¿El problema es que el edificio lo cede una universidad? ¿No son las universidades lugares para el estudio y el conocimiento? ¿Por qué no puede exponer sus ideas, conocimientos o experiencias delante de los investigadores? ¿Tienen miedo a que se cague en Dios nuevamente?

Por cierto, los que se escandalizan porque Willy Toledo se caga en Dios, espero que no vayan a Sanlúcar. Tampoco se caguen en los difuntos de satán, que, aunque lo consideren un argumento estúpido a mí me parece una gran comparación, los satánicos se pueden ofender.

No me importa que alguien exprese sus ideas. De hecho, son esas ideas las que darán parte a mi argumentación. Sí, amigos, si escuchan al otro pueden decir que lo que expone es una tontería por tal o cual razón. Además, podrán incluso decir antes de dar sus razones: "Son tontos. No dan para más...". Ahí comenzaría el argumentario. Ese ejercicio debería hacerse más.

Me da miedo la sociedad. O piensas como yo o no puedes hablar. Si evitamos que la gente exprese sus opiniones y no las escuchamos lo único que conseguiremos será que nos cuelen mensajes simplistas. Les pongo varios ejemplos: "Willy Toledo, comunista"; "Vox, fascistas". Quizás sería bueno que alguien le explicara a mi primo de 15 años qué es el fascismo y qué es el comunismo para que no le llegue información sesgada y se plante en uno de los bandos sin pensarlo.  

¿Puedo escuchar a Willy Toledo en Cádiz el sábado y a Vox en Jerez el domingo? ¿Me pueden ustedes dejar pensar lo que me de la gana y contraponer argumentos de unos, otros y las conclusiones que yo saque? Yo ya pensaré lo que quiera. ¿No estamos en un país libre? Si piensas que no, ¿no quieres un país libre?

Y una vez aquí me dirán: "Bueno, Domi, entonces para ti la solución a todo es el debate". Pues no, ojalá tuviera una solución para el mundo. Pero seguro que la solución no es callar a personas que piensan diferente y evitar que se escuchen mensajes distintos al que pensamos que es correcto. Sobre todo porque eso nos impedirá conocer nuevas perspectivas y nutrirnos de los demás -sí, por muy tonto que sea el planteamiento, ya sabes qué no debes pensar y que hay gente que puede pensar de esa forma-. 

Al final será verdad eso de que nos parecemos todos más de lo que parece. Yo, mientras os peleáis por quién debe imponer su mensaje, abogo por el argumento, la razón y la libertad. Yo quiero escuchar a Willy Toledo en Cádiz y a Vox en Jerez. Ya luego rebatiré sus argumentos.

Último directo

Último directo