El fútbol condena a los xerecistas

Foto: xerezdeportivofc.com

Domingo, 30 de septiembre de 2018   -    D. D.

El fútbol condena a los xerecistas

Al final, esto es fútbol. Puedes dominar el partido, tener la posesión y controlar la mayor parte de las fases del juego. Sin embargo, si el equipo rival te marca en las tres ocasiones que tiene, acabas perdiendo, como le pasó al Xerez Deportivo en Lebrija, ante una Lebrijana que supo jugar sus cartas.

https://www.milar.es/

Muy pronto iba a recibir el equipo de Pepe Masegosa su primer gol en contra. Nadie esperaba que en el primer saque de esquina del partido llegara el primer tanto. Lúa la puso al primer palo, la peinada la toca Marrufo, que no alcanza a despejar, y en el segundo palo Roberto remataba a puerta vacía. El guardameta salía a quejarse de que le habían empujado en la acción, pero el colegiado hizo caso omiso a sus reclamaciones.

Si el guión a seguir estaba claro, con este gol aún más. Los xerecistas tomaban el control y el ritmo del juego. Los azulinos lo intentaron a balón parado, con una jugada que abortó Ares y que quedó invalidada por fuera de juego, y también con internadas por banda, en las que Bello desquiciaba a Benítez.

El Xerez mejoraba por momentos ante una Lebrijana que no parecía pasar apuros y se encomendaba a Lúa, situado en la zona derecha de ataque local. El jugador número 7 a punto estuvo de hacer el segundo con un disparo desde el centro del campo. El balón dio en el larguero.

Lo seguía intentando el equipo de Masegosa, aunque todo era un 'quiero y no puedo'. Gallardo enviaba el balón al fondo de las mallas en una jugada de estrategia invalidada por fuera de juega a Rojas, que había bajado el balón con el pie para asistir al punta.

Colorado también pretendía inquietar a Iván Ares. Su disparo desde media distancia se iba alejado del palo derecho del ex xerecista, que voló y dejó pasar la pelota.

Disfrutaban los azulinos de su mejor momento sobre el campo, cuando llegó una jugada que podría haber marcado el partido. Ranchero era expulsado por doble amarilla tras caer dentro del área xerecista. Quizás, demasiado riguroso el colegiado interpretando que se dejó caer.

Ahora sí, el Xerez Deportivo debía marcar. Parecía que iba a comenzar el acoso y derribo, hasta que Lúa tiró de experiencia. Cuando mejor ritmo tenían los visitantes, el local se lanzó al suelo con molestias y paró el juego. Eso, unido al tiempo de refresco, calmaron los ánimos del equipo de Pepe Masegosa.

Y, como el que perdona acaba pagando, la Lebrijana puso el segundo. Habían hecho su fútbol, estaban replegados esperando atrás e irían a por los balones parados. En una falta lateral y la marca de Adri Rodríguez se zafó de él. Juande remató a placer y Marrufo no pudo hacer nada. Gol psicológico antes del descanso y 2-0.

El Xerez intentó hacer el primero, pero era imposible. Rojas envió una pelota por encima del larguero. Todos a vestuarios. La remontada se antojaba complicada.

El guión del partido no varió durante la segunda mitad. El cambio de Tamayo por Heredia para modificar el sistema fue estéril. 

Nada parecía dar frutos en el Municipal de Lebrija. Incluso, José Carlos pudo hacer mucho daño nada más comenzar la segunda mitad, pero se entretuvo demasiado.

Colorado en una jugada ensayada enviaba el balón fuera. Cualquiera hubiera dicho que la pelota no quería entrar.

Marcelo saltaba al campo para sustituir a Padilla. El ex del Sanluqueño aportaba el factor sorpresa de poder regatear hacia ambos flancos, por haber jugado mucho tiempo en la izquierda y por ser diestro de pierna natural. Tampoco surtió efecto.

El partido se tuvo que parar porque así lo pidió el juez de línea. Apenas un minuto. No hubo mayores incidentes. Todo continuó con normalidad: el Xerez buscaba atacar y la Lebrijana defendía muy ordenada sin dejar opción a nada.

Pasaban los minutos. La Lebrijana también tendría alguna e incluso pediría penalti en una ocasión por manos de Rojas. Desde la grada pareció clara, pero el colegiado no lo estimó así.

El Xerez Deportivo comenzaba a apretar. Masegosa lo ponía todo sobre el terreno de juego y Casares saltaba al terreno de juego en sustitución de Joaqui. 

Tendría varias el cuadro jerezano, aunque no concretaría nada ante un Iván Ares que se mostró muy seguro en todo momento. Un barullo en el área local acabó con un zaguero sacando el balón bajo palos; Jorge Herrero envió un balón al larguero; Tamayo lanzaría un cabezazo no muy certero tras centro de Marcelo.

Pero como el Xerez no marcaba, finalmente lo haría la Lebrijana. Panadero aprovechó un pase a la espalda de la defensa y la salida de Marrufo fuera de su área para enviar el balón por encima del meta con un toque certero y hacer el 3-0. Se acabó lo que se daba.

A pesar del resultado, el Xerez quiso seguir intentándolo, aunque sin frutos. La remontada era prácticamente imposible y los xerecistas tampoco inquietaron la portería de Ares. Quizás el resultado no refleje lo visto sobre el terreno de juego, pero sí definió a la perfección el fútbol y, sobre todo, el grupo X de Tercera división.

Último directo

Último directo