''Otra vez con la cara partida''

Foto: A. R. Doña

Lunes, 3 de septiembre de 2018   -    D. D.

''Otra vez con la cara partida''

"A mí esto de jugar el sábado me recuerda a cuando los partidos los daban en Canal Sur", le decía un amigo a otro en un coche camino de Utrera. "Pues a mí lo de jugar fuera de casa me recuerda a aburrirme y perder", afirmaba otro entre bromas. Tampoco se hizo tan mal la temporada pasada fuera de casa como para que los aficionado se queden con eso, ¿no?

http://talleresfelixmoreno.com/

Parecía que debutar fuera de casa no era algo histórico. Nada más lejos de la realidad. Al estreno se unía que la derrota podía meter al Xerez Deportivo FC por primera vez en su historia en puestos de descenso. "Que no vamos a perder", afirmaba un aficionado durante el trayecto.

https://www.milar.es/

Llegada a Utrera. En la tribuna del estadio, un cartel de 'reservado para socios del Utrera' no amilanaba a los xerecistas, que parecían ser más en las gradas. Una vez todo el mundo estuvo sentado en el San Juan Bosco, los que no miran los móviles antes del partido adivinaban la alineación y los cambios a la vez que se hacían a las caras nuevas. 

¿Y Colorado? Alguien no había leído la prensa, ni visto la convocatoria. Tocado, no estaba en la lista. "Te lo dije, que no va a jugar 15 partidos en toda la temporada", reprochaba un xerecista a otro. "Rodri ha dejado buenas sensaciones durante la pretemporada, pero el Jojo con el balón en los pies no me convence", continuaban los comentarios.

Con el inicio del partido, el Xerez parecía tomar la delantera. Que Casares estuviera en el banquillo parecía más una estrategia para ganar el partido en la segunda parte que una suplencia. "Como hizo el año pasado con Biri en Chiclana, ¿te acuerdas?". 

El disparo de Jorge Herrero a la cruceta despertaba los ánimos xerecistas. El 'uy' sonaba en la grada. Los xerecistas soñaban, aunque despertarían pronto. 

El gol del Utrera llegaba desde la banda derecha, con un pase de la muerte que remataba a placer el ariete local. "La ha dejado pasar Jorge Herrero". "La que le ha dado a Marcelo el de la banda...". "Ha cogido a contrapié a Camacho". "Dos tíos solos dentro del área para rematar. Vaya tela". Los locales se habían encargado de gritar tan fuerte el tanto, que a los xerecistas solo les quedaba resignarse y hablar entre ellos en la grada, dejando claro que esto no había hecho más que empezar.

Las imprecisiones sobre el campo comenzaron a llegar. El Utrera se sentía a gusto sobre el campo. El Xerez Deportivo había perdido el control del juego. El trivote no convencía y ya había preguntas sobre los hombres del banquillo. Padilla, Bonilla, Casares y Juan Gómez. Había quien en la grada aún no se explicaba la ausencia de Casares en el 11. 

El tiempo pasaba y el Xerez Deportivo no era capaz de controlar el partido. Cada aficionado parecía analizar un aspecto diferente. "El Utrera no tiene mal equipo, ¿eh?". "Cómo se nota la diferencia de jugar en césped artificial a natural, sobre todo en el bote del balón". "Nosotros tenemos un equipo de gente con nombres conocidos, pero la plantilla de ellos, aunque no sé quien juega, no es mala".

Regino dejaba la anécdota del partido: se cambió una sola bota en plena primera mitad. "Un Xerez descoordinado", decía un aficionado xerecista en la grada que titularía la crónica, porque el equipo no parecía terminar de llegar a las ayudas y tenía perdido el medio del campo. 

La ausencia de ocasiones de gol mermaba los ánimos de los xerecistas. El Utrera estaba mejor situado en el campo. "A ver si Masegosa mueve el banquillo, porque aquí más de uno ya está tieso". Al descanso, los reproches de lo avisado: "Siempre igual. No merece la pena viajar". "Tranquilo. Todavía queda la segunda parte", le esgrimían.

Los cambios de Masegosa dejaban a más de uno a cuadros. ¿A quién ha quitado por Juan Gómez? A Marcelo. "Normal, le estaban dando una...". "¿Pero Juan Gómez qué juega de todo?". "Sí, puede jugar arriba y abajo", conversaban en la grada.

El Xerez Deportivo salía con la intención en la segunda parte de hacer algo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. El Utrera estaba cómodo y el Xerez no podía hacer nada. Incluso parecía más cercano el 2-0 que el 1-1.

El físico se notaba. "Ahora dirán que es por el calor". Un aficionado rival contestaba a los visitantes: "Se os nota cansados desde el principio. Tocamos a los vuestros y se caen al suelo". El equipo local estaba mejor también en este aspecto, como en la pelea.

"¿Cuándo va a sacar a Bonilla?", se preguntaban en la grada. "Ya verás como saca a Padilla". "No creo, va perdiendo, tiene que sacar un delantero".

Pasaban los minutos y el Xerez no reaccionaba. Un córner sacado a media altura sacaba el xerecismo de muchos, nerviosos. "Igual que Katxorro. ¡¡¡¡Levanta la pelota!!!!", gritaban desde la grada.

El paso de los minutos mermaba el físico. "Que no y que no. Que hoy perdemos. No hay nada que hacer". "Ahí está Padilla, no se saca otro delantero".

La entrada del capitán en el terreno de juego, a pesar de ser histórica, desanimaba a algunos por su posición en el campo. Otros confiaban en poder marcar ante los reproches de sus amigos: "Para marcar hay que tirar. Dos ocasiones en todo el partido". 

En busca de una solución, todos aportaban. "Hay que fichar un tío con garra. A este equipo le falta un líder que le grite a los demás. Falta un capitán en condiciones". "Yo con que fichen a un delantero...".

El paso de los minutos continuaba y no había solución. "Vaya partidito...".

La sentencia y el pitido final acababan con cualquier esperanza xerecista. "Bueno, pues nada, otra vez con la cara partida. Seguimos gastando el dinero sabiendo lo que va a pasar. Si es que somos masoquistas...". 

"Tranquilos, joder, que sólo llevamos dos jornadas", discutían dos xerecistas: "Como si llevamos 15. ¿No somos el Xerez? ¿O para lo que nos conviene sí y para lo que no nos conviene no? Que tenemos la mayor masa social de Tercera, no nos demos coba". La decepción era palpable. "Hay que buscar una solución. Espero que se gane el domingo en Chapín, porque vamos a luchar por la permanencia".

El tremendismo se apoderaba nada más acabar el encuentro de una afición que necesita más de los suyos. El partido realizado en Utrera dejaba con un sabor muy agrio a los xerecistas que aún no han visto ganar a su equipo en Tercera, aunque es cierto que se llevan disputadas dos jornadas. Sin embargo, no preocupa tanto los resultados cosechados como lo visto sobre el terreno de juego. Si todo sigue igual, ¿a qué aspira esta temporada el Xerez? Preocupa el gol; preocupa la ausencia de acciones claras de gol.


Último directo

Quizá te interese

Un goleador, dos KO y tres victorias
Un goleador, dos KO y tres victorias

Contracrónica del Xerez Deportivo 2-0 Cabecense

''En Tercera es importante, si tienes 3, meter 1 o 2''
''En Tercera es importante, si tienes 3, meter 1 o 2''

Adri Rodríguez, que se retiró lesionado, habló tras el partido

Último directo