Jueves, 9 de agosto de 2018   -    David Montes

Jerezanos contra los elementos

Lleno hasta la bandera. El Baluarte de la Candelaria casi lucía el cartel de 'no hay billentes'. Si. Entradón del bueno. Del que gusta y presagia que la noche puede ser de las que se recuerdan. De esas de las que sales cantando, tocando las palmas o bailando de regreso al coche. Capullo de Jerez, Jesús Méndez y Musho Gitano son por separado reclamos suficientes. Así que imagínense ustedes juntos. Esa era la terna. Con tres formas diametralmente opuestas de ver el flamenco. Lo que no sabíamos era que el sonido también iba a ser el invitado estrella de la fiesta. Una pena.

https://tres60.es/

Y fue una pena porque los artistas pusieron todo de su parte. Desde los sonidos más frescos y de tendencia más actual de Musho Gitano, pasando por el clasicismo y ortodoxia cantaora de Jesús Méndez hasta el showman en el que se ha convertido Capullo de Jerez, todo un arco de posibilidades hacía posible que la noche fuera del gusto de pequeños, medianos y grandes, si todo se hubiera escuchado como Dios manda.

El empaste con el que sonaba todo, la poca definición de instrumentos, los continuos problemas en monitores de los artistas que hacían que no estuvieran tranquilos escuchándose y haciéndose escuchar provocaba más inquietud y temor que otra cosa. Menos mal que están curtidos en mil batallas y trataban de salir con oficio de las circunstancias. Pero no vamos a hacer más sangre de la debida. Más que nada porque no vamos a marearles a ustedes con detalles que poco o nada merecen más la pena que los comentarios ya realizados. Pero quedémonos con lo bueno. Que al final dice el refrán que es lo que se queda en la memoria. El ser humano para ser féliz se dice que tiende a olvidar los malo y eso es lo que vamos a hacer. 

Tirando de sus temas más clásicos y conocidos, los tres componentes de Musho Gitano - Joselete, Fernando y Curro- acompañados también en esta ocasión por Luis Carrasco como segunda guitarra y Jesús Grande en la percusión, mostraron parte de lo que va a ser su próximo trabajo discográfico. Actualemente, junto a Diego Carrasco, Maloko o Tomasito, esta formación jerezana forma parte de esa vertiente que tiene el flamenco de Jerez en sus formas más abiertas y actual, y han sabido marcar a lo largo de este tiempo un sonido diferenciador. Por ello, junto a sus clásicos 'Yo no se nada de tí', 'Te amo tanto' o 'Tú veneno', ofrecieron un anticipo de lo que será su próxímo trabajo discográfico, que saldrá al mercado próximamente.

Por su parte, Jesús Méndez devolvió a Cádiz todo lo que pudo el cariño con el que siempre le recibe esta ciudad. Con un Diego del Morao en la bajañí que tiraba de oficio al igual que el cantaor plazuelero, alegrías, soleá por bulerías, seguiriyas - dedicada a su primo José del Mondi-, unos fandangos con los que puso al público en pie y unas bulerías en las que formó un auténtico lío, junto a José Rubichi y José Peñas como metrónomos del compás, el cantaor jerezano salió victorioso de una batalla en la que había que tener los galones bien puestos para tirar hacia adelante con ella.

Por último, Capullo de Jerez, que se ha convertido en una auténtico showman en este último tiempo, sabía ya a lo que iba y que Jesús le habia puesto 'el pescao caro', como se dice en el argot. Miguel Flores Quirós es genio y figura. A sus más de 60 años ya no lo vamos a cambiar. Ni nosotros ni nadie. Y sabe perfectamente qué darle al público. El repertorio, como casi siempre, tuvo inicio en la soleá por bulerías, en las que alarga y contrate los tercios como quiere - es el dueño y señor del compás por algo- en los fandangos tocó la fibra sensible del respetable y por tangos y bulerías volvió a formar otro lío. Sin dejarse atrás letras clásicas como 'castillo de arena', 'lucha por la libertad' o 'la culpa no la tuve yo' supo ganarse el aplauso de un respetable que, a pesar del sonido, le pedía que no se fuera del escenario.

En definitiva, como pueden comprobar, la de ayer fue una noche que podríamos haber definido como una de esas noches flamencas que quien no fue se la perdió. Y efectivamente se la perdió. Lo que hubo fue mucho y muy bueno. Distinto es que se escuchara como Dios manda. Esperemos que quienes organizaban la noche, tomaran buena nota para próximas ediciones porque es como si a un magnífico café le pusieramos sal en vez de azucar. Ustedes me entienden.

Nota: Sin hacen click en cada una de las fotografías, podrán acceder a una fotogalería de cada artista realizada por Toni J. Lozano.

Último directo

Quizá te interese

Agenda flamenca para el fin de semana
Agenda flamenca para el fin de semana

Del 19 al 21 de octubre de 2018

Marina Heredia recibe la medalla de la Fundación Rodríguez Acosta
Marina Heredia recibe la medalla de la Fundación Rodríguez Acosta

Como reconocimiento a su “destacada y valiosa” labor artística, así como su proyección nacional e internacional.

Último directo