Este sabado, Rosario Vespertino de la Reina de los Ángeles

Sábado, 4 de agosto de 2018   -    masjerez

Este sabado, Rosario Vespertino de la Reina de los Ángeles

La Hermandad de la Entrega, de Guadalcacín, conmemora un año más la Festividad Litúrgica de Ntra. Señora Reina de los Angeles. Por ello, ha eleborado un completo programa de cultos, que se estructura de esta forma:

- Días 31 de julio, 1 y 2 de agosto, a las 21:00 horas, triduo en honor a María Santísima Reina de los Ángeles, presidido por don José Manuel Sánchez-Romero Martín-Arroyo, canónigo de la Catedral de Jerez, y director espiritual de la cofradía.

- Día 4 de agosto, de 22:30 a 01:00 horas, Rosario Vespertino con la imagen de María Santísima Reina de los Ángeles. El Rosario Vespertino contará con el acompañamiento musica de la Banda de Música Ntra. Señora de Palomares, de la localidad de Trebujena y discurirrá por el siguiente itinerario:

Parroquia, Plaza Jesús Nazareno de la Entrega, Divina Pastora, San Isidro, Santa María del Pino, Feria, Alcalde Domingo Ruíz, Geranio, Madrid, San Francisco, Alcalde Domingo Ruíz, Plaza Barbero (lado derecho), Escuelas, San Isidro, Divina Pastora, Plaza Jesús Nazareno de la Entrega, y parroquia.

https://www.milar.es/

- Día 5 de agosto, solemne besamanos a la imagen de María Santísima Reina de los Ángeles. Este acto comenzará con la celebración de la Función Principal a las 21:00 horas. El cierre del Besamanos tendrá lugar a las 00:00.

https://www.facebook.com/tuttohogarisimojerez/

http://www.olympusmantenimiento.es
http://www.automocionterry.seat/home/overview-dw.automocion-terry.html

Último directo

Quizá te interese

Resumen de televisión: La semana de la nostalgia (Cap.2)
Resumen de televisión: La semana de la nostalgia (Cap.2)

Aquí os ofrecemos el que se convierte en nuestro segundo resumen gráfico en imágenes, a la pasada Semana Santa de Jerez recientemente concluida

Crónica Íntima: La Porvera
Crónica Íntima: La Porvera

El luto en Jerez no es negro; es morado; intenta escaparse hacia las tinieblas, pero no puede hacerlo, cuando la miel de unos ojos semientornados le sale al encuentro por los pasillos de la pena