Torrijazo: Hartos del calvo http://www.facebook.com/RbgclinicDrRabago/

Jueves, 5 de julio de 2018   -    masjerez

Torrijazo: Hartos del calvo

Me cuentan que hasta en su hermandad están ya hasta las narices de él. Un ser insignificante, que alguna vez creyó ser alguien importante, pero que terminó consumido por su propio ego, por sus propias envidias y malas babas. Alguna vez ganó alguna batalla, pero hasta en esos momentos de falsa brillantez, lo hizo provocando ese rechazo propio de las gentes malas.

Están absolutamente hartos de él, y de lo que representa, y de lo que daña. Parecía incluso, que en los últimos tiempos andaba algo más tapado... pero era sólo un espejismo. El que es malo, es malo pa' siempre.

Así que sólo queda esperar a que pasen los días, porque lo que está claro es que hoy, ya queda un día menos para perder de vista al calvo. Un día menos para no ver más al Judas de Bondad y Misericordia.

http://talleresfelixmoreno.com/
https://www.milar.es/
https://www.facebook.com/caprichodiariojerez/

Último directo

MasJerez
Francisco Gomez
Martes, 10 de julio de 2018

Por muy mala persona que sea el calvo, que no tengo ni idea de quien es, tú andresito, eres mucho peor que cuentas los diás para su muerte. Cuanto odio y cuanta maldad alberga el que ha escrito esto "Así que sólo queda esperar a que pasen los días, porque lo que está claro es que hoy, ya queda un día menos para perder de vista al calvo. Un día menos para no ver más al Judas de Bondad y Misericordia."¿y tú te denominas cristiano?

Quizá te interese

Una bóveda gótica, para el proyecto del futuro palio del Dulce Nombre
Una bóveda gótica, para el proyecto del futuro palio del Dulce Nombre

La Hermandad de la Buena Muerte presenta los bocetos del paso de la dolorosa, a la espera de que los hermanos presenten sus opiniones y posibles reformas

En marcha, las nuevas potencias del Niño Jesús
En marcha, las nuevas potencias del Niño Jesús

La Archicofradía del Rosario, de Montañeses, sigue trabajando en el proyecto diseñado por el hermano de la corporación, Lorenzo Otero Castillo

Último directo