El orgullo xerecista se queda sin premio en el Ruiz-Mateos

Sábado, 9 de junio de 2018   -    Domingo J. Díaz

El orgullo xerecista se queda sin premio en el Ruiz-Mateos

A un solo gol de la gesta se quedó el Xerez Toyota Nimauto. Tras remar contracorriente gran parte del partido, los xerecistas buscaron la heroica en el minuto final. El ascenso a Segunda se quedó a un solo tanto, a pesar de que el esfuerzo de toda la temporada y la eliminatoria merecía un premio mayor. Al final, 6-4, un resultado que dejaba igualada la eliminatoria, desequilibrada en favor del Talavera por el valor de los goles fuera de casa. 

http://talleresfelixmoreno.com/

El Xerez Toyota Nimauto salió enchufado. No había otra opción después de los ánimos de la afición xerecista durante el calentamiento. Los de Juan Carlos Gálvez querían remontar a toda costa.

https://www.milar.es/

El Ruiz-Mateos era una bombonera y los azulinos tomarían las riendas del partido. El Talavera se replegaba bien esperando alguna contra. Innumerables ocasiones tendría el Xerez Toyota Nimauto, aunque no acertaba con la portería que defendía Luque.

Había pasado un mundo desde el inicio; el cronómetro tan sólo había perdido 10 minutos. Cada minuto que pasaba mermaba las esperanzas xerecistas, que se sostenían gracias al aliento de la grada.
 

Paquito robaba entonces un balón en la medular. Su pase dejaba solo a Cristian, que con la puntera enviaba el balón al fondo de las mallas. Los xerecistas volvían a tomar fuerzas para una batalla que no tendría más recesos que los tiempos muertos.

El Talavera demostraba que no era favorito por casualidad. El conjunto visitante buscaba un empate en el marcador que complicara la eliminatoria de los xerecistas, que estaban a un gol de la gesta. Como en la ida, buscaban la superioridad en el ataque, dejar vencido al guardameta y rematar a bocajarro en el segundo palo.

De hecho, así llegaría el 1-1 al marcador. Los talaveranos no iban a vender barata su piel y si se quería ascender habría que seguir peleando.

Los minutos siguientes serían de tanteo. Los dos equipos se pudieron adelantar en el marcador. El Talavera disfrutaría de varias ocasiones claras para hacer el segundo, en jugadas muy similares a las que había hecho el primero.

Pero Paquito impondría su juego. El 10 del Xerez cogía un balón en el medio del campo, lo distribuía y acababa marcando el 2-1. El Xerez Toyota Nimauto volvía a soñar. 

Con este resultado se llegó al descanso.

Al igual que en el primer tiempo, los xerecistas saldrían enchufados y tendrían las primeras ocasiones. Sin embargo, la suerte no estaba de cara.

El Talavera empataría en una jugada ensayada. Un acertado disparo de Rober se colaba en la meta xerecista.

Había que intentar el más difícil todavía, aunque aún faltaba un auténtico jarro de agua fría. El tercero del Talavera llegaba tras una serie de infortunios en la defensa azulina. 

Quedaba mucho tiempo por delante, pero el Xerez Toyota Nimauto parecía incapaz de darle siquiera la vuelta al marcador. Hacían falta cuatro goles para voltear la eliminatoria.

Las esperanzas volvían con un nuevo gol de Paquito. El Ruiz-Mateos veía ante sí una gesta imposible, pero la afición animaba para impulsar a los suyos.

Quedaban siete minutos por el cronómetro, aunque la ilusión desaparecería nuevamente poco después. Jesús Jiménez había demostrado durante todo el encuentro ser el jugador de más calidad y lo corroboraría poniendo el 3-4 en el marcador. 

Ahora sí que parecía todo perdido. La grada del Ruiz-Mateos no dejaba de alentar a los suyos, pero sobre el 40x20 las opciones pasaban por jugar con portero jugador y ver qué pasaba. El 4-4 llegaba al electrónico  y todos volvían a ver posible la remontada. Al menos, intentarlo.

Quedaban 3.13 para el final y los xerecistas necesitaban 3 goles. Tiempo muerto. La grada alienta con el puño en alto: “Esta es tu grada”.

El calor de la pista mermó el físico de los dos equipos. El 5-4 lo hacía Germán a falta de 2.46. El Ruiz-Mateos gritaba: “Sí se puede”. El guardameta visitante buscaba parar el partido. 

Faltaban dos goles y dos minutos. El Xerez jugaba con portero jugador y e cronómetro corría más rápido de lo que parecía haber corrido durante todo el partido contra los azulinos. 

1 minuto para el final y la pelota era para el Xerez Deportivo. Era imposible; hacían falta dos goles.

Sin embargo, a 11 segundos del final marcaba el Xerez Toyota Nimauto. Solo un gol. 6 segundos para la última jugada. Pero ya era demasiado tarde. La última jugada acabó en nada y el Talavera se proclamaba equipo de Segunda división. 

El Ruiz-Mateos animaba a los suyos tras el esfuerzo. Mientras, celebraba el Talavera, cuyos aficionados demostraban su deportividad también en la cancha. Los jugadores visitantes también reconocieron el esfuerzo a los xerecistas haciéndoles un pasillo de reconocimiento en la entrada a vestuarios. 

Al final, orgullo xerecista, pero sin premio para unos futbolistas que acabaron llorando.

Último directo

Quizá te interese

El Ál-Andalus Féminas FC, campeón de la Copa Aitor Palomeque
El Ál-Andalus Féminas FC, campeón de la Copa Aitor Palomeque

La sección femenina del Xerez Deportivo FC venció en la final al Atlético Sanluqueño.

Llega Álex Colorado
Llega Álex Colorado

El mediocentro jerezano recala definitivamente en el club azulino.

Último directo