De la inducción a la viagra

Lunes, 29 de enero de 2018   -    Rubén Guerrero, periodista y autor de 'Fútbol en Libertad'

De la inducción a la viagra

El nacimiento del Xerez Deportivo FC hace ya casi cinco años se convirtió en un auténtico problema para instituciones como la Federación Andaluza de Fútbol. El nuevo club azulino nacía desde el corazón de su afición, defendiendo un sentimiento y con la idea de romper con el sistema vicioso y viciado del fútbol moderno. 

http://talleresfelixmoreno.com/

 

https://www.milar.es/

En su primera temporada, más de seis mil personas se unieron a una idea y modelo de club, gestionado por sus socios, que iba en contra de aquellos que llevan toda la vida haciendo negocio con el balompié. 

http://www.institutocharbel.es/

 

El paso dado por la afición del Xerez Deportivo era un aviso a navegantes, a otras aficiones que, cansadas de tantas tropelías de empresarios de guante blanco, pudieran animarse a seguir el camino iniciado por los seguidores xerecistas. 

 

Y claro, que el fútbol popular fuese tomando fuerza en ciudades tan importantes como Jerez era muy peligroso al poder quedar en evidencia el sistema de gestión clientelar llevado a cabo por Eduardo Herrera en la Federación Andaluza. Tras más de 30 años en el cargo, las voluntades siempre marchan en la misma dirección. Y el club que se mueva, no sale en la foto. 

 

Con el nacimiento del Xerez Deportivo le salía un grano en noble sea la parte a un Herrera que en octubre de 2013 llegó a calificar de "inducidos" a los aficionados que le habían dado el sí al proyecto del nuevo club xerecista. ¿Quién y cómo puede convencer a más de 5.500 personas a que se unan a un sentimiento? 

 

Mientras que el ínclito presidente de la FAF hacía la vista gorda ante los escándalos de Ricardo García y compañía, ninguneaba por completo al Xerez Deportivo. Más de un año estuvo sin recibir al club presidido por entonces por Pepe Ravelo, a pesar de que en varias ocasiones se había solicitado un encuentro con el mandatario de la Andaluza.

 

Lejos de disculparse por calificar de "inducida" a su afición, Herrera lanzaba amenazas y cargaba contra este medio y contra el que firma este artículo. Con la intención de frenar mi libertad de expresión, el 27 de mayo de 2014, Herrera presentaba una demanda conciliatoria previa a la interposición de una querella criminal acusándome de tener "un gran predicamento entre los hinchas radicales de Jerez, y más concretamente del Xerez Deportivo FC", así como de estar "generando violencia y odio" con mis comentarios hacia su persona, algo que le preocupaba profundamente al entender que esto le iba a impedir que pudiese "pasearme libremente por Jerez de la Frontera". 

 

Viendo que su demanda no había provocado el miedo que pretendía -se pensaba que por ser el presidente de la Federación Andaluza ya todo el mundo tiene que doblar las rodillas ante él- y haciéndole ver a su abogado la intención de probar ante un juez la veracidad de todas y cada unas de las informaciones publicadas, Herrera retiraba la demanda meses después. 

 

Durante meses, Xerezmanía y un servidor tuvimos que aguantar numerosas presiones externas -al margen de la demanda intimidatoria- para que dejásemos de denunciar la nefasta gestión de Herrera y la Federación Andaluza de Fútbol.

 

Mientras que otros miraban hacia otro lado e incluso aplaudían las actitudes del dirigente del fútbol andaluz, desde la redacción deportiva de este medio pedíamos una y otra vez la dimisión de Eduardo Herrera por la opacidad en la gestión del ente federativo y por el trato discriminatorio a algunos clubes. 

 

Siempre he entendido el periodismo como un soporte para denunciar las irregularidades y abusos que se cometen en la sociedad y, en este caso, en el deporte. Al Xerez Deportivo se le ha atacado y maltratado desde la Federación Andaluza y otras organizaciones, asociaciones y políticos. Pasar por alto el atropello era asumir una injusticia. 

 

Y, como dijo en su día el gran José María García, "el tiempo es ese juez insobornable que da y quita razones". Y con el tiempo están llegando noticias que están confirmando lo denunciado años atrás por Xerezmanía y un servidor: la fraudulenta gestión de Eduardo Herrera en la Federación Andaluza de Fútbol. ¿Cómo tienen pensado explicarle a los jóvenes que con dinero de la FAF -según investigación de la UCO- se hicieron pagos para la compra de productos farmacéuticos como viagra? ¿Le indujeron a la compra? ¿En qué apartado de los valores y la ética del deporte se encuentra esa cuestión? 

 

¿Y cómo puede explicar Herrera, que acusó en su día a Ángel Villar de hacer trampas, que una jueza haya declarado ahora la nulidad del proceso electoral a la presidencia de la Federación Andaluza de Fútbol que le proclamó presidente hace dos años tras quitarse de la lucha electoral, sin paliativos y de manera no legal, al otro candidato? 

 

Lo que está claro es que las cloacas del fútbol andaluz y español están muy contaminadas. Presidentes corruptos, empresarios mangantes y -ya que me ha venido la rima- muchas cenas con bogavantes a costa del propio fútbol, ese que vive instalado en una crisis de identidad y valores por culpa de las vergüenzas de sus gestores.  

Último directo

Quizá te interese

El Xerez Deportivo FC 'B' ya tiene entrenador
El Xerez Deportivo FC 'B' ya tiene entrenador

Francis ha sido la persona elegida para dirigir al filial azulino.

Pepe Masegosa, año I (IV)
Pepe Masegosa, año I (IV)

El entrenador del Xerez habla del Kolectivo Sur.

Último directo