Domingo, 18 de junio de 2017   -    David Montes

Brisa plazuelera en la Nave del Aceite

Segunda de las citas en la Nave del Aceite, sede de la P.F Buena Gente. Los soníos ‘paqueros’ y de Cerro Fuerte eran los llamados a ser los protagonistas de la noche. La guitarra con apellido ‘Parrilla’ era toda una declaración de intenciones. Puerta grande o enfermería. José Méndez iba a protagonizar una noche de menos a mas. De dentro hacia fuera. Él es de los pocos que quedan con ese ‘leco’ genuino y característico de casa cantaora con enjundia y empaque. Él lo sabe. Tardó en enterarse pero se dio cuenta. José Méndez ayer, junto a Manuel Parrilla, fueron dignos herederos de las casas a las que representan cada uno.

http://www.grazalemamotor.com/

El cante Méndez, marca de la casa, sobre todo en la segunda parte, nos hizo ver la luz que alumbraba el Campillo y la Joyanca a golpe de alilianda. Enorme en la soleá por bulerías. El calor no importaba. Lo que estábamos viendo y sintiendo hacía que hasta el aire caliente que salía por unos tubos mermados de facultades, gracias a los amigos de lo ajeno, fuera brisa plazuelera de la que ya queda poca.

Por seguiriyas se dolió como sabor y sangre. Tiene metal en su voz y honra a su casa cantaora cada vez que abre la boca. El cierre de los campanilleros de Chacón se lo llevó a su terreno cuando algunos se enteraban que cuando te invitan a una casa, como mínimo, debes ser respetuoso con los anfitriones sobre todo si vas con niños más revoltosos de la cuenta. Dicho queda. Aún así. Ambos protagonistas se mantuvieron firmes. Bien por ellos. El cinco por ocho de la seguiriya es traicionero y juega malas pasadas si no hay silencio maestrante en el coso. Por cierto, descansa en paz maestro.

Remate por bulerías. Soniquetazo a su izquierda y detrás lo llevaban en volandas.  Un gustazo recordar en José las formas y las maneras de quien le hizo debutar. Ya nadie se acuerda del principio. Seis cantes, seis, rematados por un fin de fiesta de los de enmarcar. Dos espectadoras de lujo son reclamadas para acompañar al séquito. Manuela Carpio y Carmen Ledesma. Carmen Ledesma y Manuela Carpio. Cante, toque y baile del que hay que guardar en los libros para que no se pierda. La pareja de José tampoco se quiso perder el momento. Fueron sólo cinco minutos. Para qué mas. Si lo bueno es breve. ¿No?. Pues eso. Cinco minutos que bien valen un golpe de calor y que hacen que todo valga la pena. Cinco minutos en los que se exprime la esencia de lo que son casas cantaoras y raíces familiares unidas gracias a la tarima de un tablao. Vean mejor el video y después me cuentan.

La primera parte fue un espejismo. Mejor dejarla ahí. No hay más preguntas, señoría. Manuel con la escopeta y José toreando por los adentros del cante pisando terrenos que no le pertenecen, ni por herencia ni por madurez profesional. La segunda fue de las que hacen afición y ‘tocar las palmas’, permitiendo la brisa plazuelera que disfrutáramos del recital en el que José Méndez volvía a casa despues de demasiado tiempo.

Quizá te interese

El Teatro Villamarta presenta el Festival de Jerez 2018
El Teatro Villamarta presenta el Festival de Jerez 2018

Que tendrá lugar del 23 de febrero al 10 de marzo, con más de 40 espectáculos repartidos por distintos espacios escénicos de la ciudad.

Flamenco de tradición y de vanguardia en el XV Festival de Música Española de Cádiz
Flamenco de tradición y de vanguardia en el XV Festival de Música Española de Cádiz

Rocío Molina, Raúl Rodríguez, Alba Molina, Ezequiel Benítez, Jeromo Segura, Gema Jiménez y el Ballet Flamenco de Andalucía formarán parte de su programcación del 9 al 26 de noviembre.