Veranear en el sur

Miércoles, 14 de junio de 2017   -    Juan Félix Bellido

Veranear en el sur

El recuerdo me viene de atrás, de hace ya muchos años. Y es que estos calores adelantados, adelantan también la sensación de proximidad del veraneo. Y me vuelve a la mente un día de verano, cuando la brisa de la tarde limpiaba de calores el ambiente, desde ese Balcón de Europa que hay en Nerja, frente a un Mediterráneo de luces espléndidas, pensaba en la hermosura de esta tierra. Había decidido ese verano, pasar los pocos días de descanso que tenía en una localidad andaluza, de cara al mar, convencido como estaba de que valía la pena aprovechar las excelencias de estas costas, en beneficio de la salud y el descanso, y también del placer de la vista, antes que ir a buscar otros lugares fuera de ella. Fue una opción que se ha ido repitiendo, sin renunciar a otras, y que me han dado enormes satisfacciones. Desde aquel balcón, ya digo, con la playa de Calahonda a mis pies, disfrutaba de esta tierra nuestra, rica donde las haya para beneficio de propios y foráneos.             Es ya verano (aunque el calendario aún nos lo niegue) y el calor se ha aposentado en estos lares. Cargamos con el cansancio acumulado de un año entero de trabajos y tensiones, y el cuerpo y la razón nos piden una tregua. Que no es nuestro cuerpo materia incombustible y hemos de darle el descanso merecido si no queremos que la factura -¡siempre la pasa!- sea demasiado costosa y el curso que se presenta en el horizonte otoñal nos dé algunos sustos y nuestro trabajo no sea tan rentable como sería de desear. “Al César lo que es del César...”, pero al descanso, lo suyo propio, que también es necesario. Y más con el hartazgo al que nuestros políticos no tienen sometidos en estas vísperas.   Se acerca un tiempo de vacaciones. Un tiempo ideal para conocer nuestros pueblos, disfrutar de sus playas y sus sierras, gustar de una gastronomía mediterránea y reparadora, heredera de muchas culturas y de mucha sabiduría antigua, adentrarse en su historia a través de las huellas monumentales que el pasado nos ha ido dejando, gozar del arte y conocer de cerca su gente tan variopinta y tan rica. Echar mano a los libros que se fueron acumulando en las horas densas en que el trabajo nos fue recortando horas de ocio y de cultura, y disfrutar de las historias que otros vivieron, que otros narraron y que otros crearon.   Otros llegan –y esperemos que este año también lo hagan en magnitudes grandes, para el bien de nuestra economía- y es justo también que “lleguemos” nosotros a disfrutar de nuestra tierra. Turismo andaluz, ¿por qué no para nosotros mismos? Turismo en aquellos rincones de nuestra casa que aún no conocemos, y que vale la pena visitar. De lo que conocemos y amamos, podemos más fácilmente hablar a los demás, a los que vienen de tan lejos en su búsqueda.   Un verano por delante  para conocernos mejor y disfrutar de lo nuestro. Es una opción tan excelente como la de ir a descubrir nuevos paisajes (que también es necesario). Esperamos la tregua, para recuperar las fuerzas, para afrontar los retos que el futuro nos presente por delante. Disfrutar, y hacerlo contemplando el paisaje común, y disfrutando de lo que la naturaleza, con tanta generosidad, nos ha donado.   Y prudencia al volante, que este año nos toca rebajar las estadísticas. Tiempo de descanso, de libertad, pero también de respeto a la ajena. Nos leeremos, y estaremos juntos, desde la Andalucía que amamos, a la hora de afrontar los retos de construir juntos, en esta tierra nuestra a la que el verano ya inunda de luz una vez más, para disfrute de nuestra vista, para beneficio de nuestro talante. Yo ya he puesto en mi futura bolsa de viaje un libro entrañable que nos trae al presente la visión que de estas tierras de la provincia tenían los viajeros de hace más de un siglo. Delicioso. Es de mi amigo Ramón Clavijo y se titula «La Costa – Huellas de viajeros por el litoral gaditano (s. XIX-XX)-». Una buena forma de empezar a preparar las vacaciones.

Quizá te interese

''La gran mayoría de las calles de Jerez necesitan un arreglo''
''La gran mayoría de las calles de Jerez necesitan un arreglo''

Los jerezanos creen que el arreglo de Esteve es más prioritario que la semipeatonalización de Las Angustias

Consejos para mejorar la relación con tu hijo y garantizar su desarrollo
Consejos para mejorar la relación con tu hijo y garantizar su desarrollo

La importancia de la comunicación en las relaciones personales