Yo quería escribir de libros

Lunes, 24 de abril de 2017   -    Antonio Aguayo

Yo quería escribir de libros

Yo hoy quería escribir de libros. Quería escribir del día del libro. De lo maravilloso que puede ser ver una ciudad como Jerez con sus calles repletas de puestos de libros. De cómo la gente lucía orgullosa la flor, el lirio, con que los libreros obsequiaban a quienes comprábamos un libro. Quería hablar de los beneficios de la lectura. De cómo de todos los libros, aunque no sean algunos obras maestras, se puede obtener algo bueno. De cómo la lectura nos puede transportar a otros mundos y hacernos vivir otras vidas. Quería hablar de lo fundamental que considero que los niños y niñas, desde pequeños, se acostumbren al saludable hábito de la lectura. Cómo esa lectura les va a proporcionar un vocabulario amplio y diverso con el que poder expresar sus ideas. Quería hablar de cómo la lectura, la cultura nos hace libres. Pero hoy no puedo hablar de eso que era mi deseo.
Ayer, cuando iba a ponerme a escribir el artículo estaban dando los resultados de las elecciones en Francia. Me quedé sobrecogido. Nada menos que el 24,5% del electorado francés ha votado la opción del Frente Nacional de la utraderechista Marine Le Pen. La cuarta parte de la población se ha decantado por una opción cuyos ideales son el racismo, la xenofobia, el odio, abrazando unos ideales basados en el antiguo partido nazi, de donde salió realmente este partido. El centrista Macron, el que fuera hasta hace poco ministro de economía del gobierno socialista, se enfrentará a la ultraderecha. Los cronistas políticos hacen hincapié en que es imposible que el Frente Nacional forme gobierno, ya que en la segunda vuelta electoral todos los partidos demócratas votarán unidos en contra de Le Pen. De acuerdo, pero esa no creo que sea la solución, porque ese no es el problema. El verdadero problema es que una gran parte de la sociedad francesa, especialmente jóvenes, según han comentado, se han inclinado por una opción de ideología fascista. Es posible que estos jóvenes estén desencantados por la crisis, por cómo se ha gestionado la economía, como han sido abocados al paro y es posible que a la marginación. Pero lo grave, según mi punto de vista, es que se hayan dejado seducir y engañar por unas consignas burdas de odio, sin pararse a pensar que quienes realmente han gestionado la crisis no han venido del extranjero, ni profesan otra religión más que la del dinero. Que quienes le han quitado sus derechos y su libertades, (que no piensen que el fascismo se las va a restituir) tienen nombres y apellidos. Que son los poderes fácticos los que les han llevado a este callejón sin salida. Deberían pararse a pensar quien ha dividido la izquierda, o qué papel han jugado los medios de comunicación en este devenir histórico por el que estamos atravesando. A quien ha favorecido la crisis. Porque no ceo que haya sido a los refugiados sirios que tienen que huir para no perecer en una guerra sin sentido ante la que las grandes potencias cierran los ojos.
Por otro lado, contemplo estupefacto como en el entierro del exministro franquista Utrera Molina, uno de los más duros e intransigentes de la dictadura, se llevan a cabo saludos fascistas, gritos a favor de la dictadura de Franco, cantos de Cara al Sol, y parece que eso no es constitutivo de delito. No es apología del terrorismo, pero en cambio sí lo es unos tweets sobre algo que pasó hace cuarenta años. ¿Acaso no debería la fiscalía actuar de oficio como en otros casos? ¿O es que acaso el franquismo está tan interiorizado en la sociedad que los fiscales lo ven como algo normal?
Unamuno decía que el nacionalismo se cura viajando, y el fascismo se cura leyendo. A la vista de los resultados de las elecciones en Francia podemos intuir que en el país vecino se lee muy poco, pero las noticias de España no nos dan mucha más esperanza en nuestro país.
Al final, y no como pensaba, hemos acabado hablando de libros, de los beneficios de la lectura y de lo que, al parecer, muchos y muchas se están perdiendo por no haber tenido en su momento unas buenas lecturas. Nunca es tarde. Aprovechemos el día del libro para que no nos pase los mismo. El peligro siempre acecha.

Quizá te interese

Presume de Jerez con un 'selfie'
Presume de Jerez con un 'selfie'

El Clúster Turístico Destino Jerez presentará una iniciativa que pretende promover el turismo en la ciudad

Arrancan los 'worksayunos' de la mano de Inauto Citroën
Arrancan los 'worksayunos' de la mano de Inauto Citroën

La cita se marca como objetivo crear sinergias de negocio y tendrá una periodicidad mensual