Mirada interior al mundo de un travesti

Carlos Henrique Schroeder y cubierta de Las fantasías electivas

Viernes, 17 de febrero de 2017   -    María Vila

Mirada interior al mundo de un travesti

Un libro muy diferente. Por su estructura, por su estilo, por su prosa, por ese toque especial que le da Carlos Henrique Schroeder a Las fantasías electivas. La edición corre a cargo de una nueva apuesta de Maresia Libros en su empeño de acercar la narrativa brasileña a España. 
 
Copi (nombre que emplea el autor como homenaje al alias que empleó el escritor argentino Raúl Dalmonte) es un travesti argentino que empieza a hacer buenas migas con el recepcionista de un hotel de una localidad brasileña. Ambos empiezan a contarse sus vidas, sus momentos más delicados y sus preocupaciones. Con miradas al pasado, con la melancolía siempre presente, con aires de tristeza y momentos de alegría, nos encontramos ante una obra de lo más peculiar por su contenido y por esas ilustraciones y poemas que van compartiendo escenario con la narrativa. 
 
“De entre todas las soledades, la del noqueo es la más dilaceraste. Cada vez menos personas son noqueadas, y los noqueas permanecen en un limbo, aguardando, a veces eternamente, una oportunidad para materializarse. La Biblia es clara al decir que para cada hombre habrá un noqueo. Un derechazo en el mentón, una patada en la cabeza. Un puño que llega, un puño que se retira. Y Dios guardará un lugar especial en el cielo para cada noqueo, los verdaderos excluidos”. 
 
Las fantasías electivas es una mirada interior al mundo de un travesti. Es una invitación a no juzgar a primera vista, a acercarnos a las personas para entender lo que son por encima de cualquier capa visual o mental que queramos interpretar. En apariencia, Copi pasa como un travesti que se dedica a la prostitución, pero todo aquel que se aproxime un poco a su ser descubrirá que detrás se encuentra alguien inteligente y que ejerció el periodismo. Alguien a quien le gusta cultivar las letras, aunque su lenguaje a primera instancia sea vulgar. 
 
La obra está dividida en cuatro capítulos: S de sangre, La soledad de las cosas, Poesía completa de Copi y Las fantasías electivas. De lectura fácil, pero profunda por los sentimientos expuestos y por esa intensa travesía por la soledad.

Quizá te interese

Los discos que fuimos
Los discos que fuimos

Volver a recuperar lo vivido con un libro de Eric Spitznagel

Sentimientos entre Montevideo y Buenos Aires
Sentimientos entre Montevideo y Buenos Aires

'La uruguaya', una novela breve escrita como la larga canción de un cantautor