Un juego literario de lo más entretenido

Francisco Castro y Tienes hasta las 10.

Viernes, 25 de noviembre de 2016   -    María Vila

Un juego literario de lo más entretenido

Los encuentros inesperados con los libros son los que más se disfrutan. Títulos y autores a los que no contemplas inicialmente leer, pero que afortunadamente descubres para añadir buenos momentos a tus ratos de lecturas. Es lo que me ha pasado con Francisco Castro y su Tienes hasta las 10 (Suma de Letras). No me esperaba para nada que iba a conectar tan pronto con esta novela de intriga. El autor logra meterte desde el primer momento en la historia y ya es un no parar. Vamos, que te sobra tiempo incluso para llegar cómodamente hasta las diez. 

Entre chocolatinas y máquinas de escribir, los libros nos llevarán dentro de este relato por los últimos años de la historia de España. El título de la novela hace referencia al correo electrónico que recibe Toni de su padre, un día después de la muerte del mismo. Este inquietante hecho hace que el protagonista de la historia nos lleve hasta las puertas de una trama que está marcada por el suspense y los enigmas por resolver. Toni no deja de hacerse preguntas sobre los secretos que escondía su padre y en su búsqueda de respuestas mantendrá en vilo y emocionará al lector. 

La literatura es otro de los personajes de Tienes hasta las 10. Padre e hijo son amantes de los libros y la lectura. Y son numerosos los autores que visitan la novela para aportar un toque de distinción a un texto que mantiene la intriga hasta los últimos instantes. Sin entrar en muchos detalles, con Galicia como escenario principal y con los últimos años del franquismo como parte importante, no hay que dejar pasar la conexión desde el más allá con el más acá para recorrer pasado, presente y futuro de España. 

Escrita de forma ágil, con diálogos muy frescos y unos juegos y giros que permiten que la lectura sea muy dinámica, Francisco Castro consigue mantener en todo momento el interés en lo que cuenta. El lector no podrá detenerse al final de un capítulo ya que necesitará seguir desvelando pistas y descifrando correos. La novela, de lo más entretenida, ha sido un gran descubrimiento. Y una recomendación muy a tener en cuenta para aquellos que quieran pasar un gran rato leyendo. 

Quizá te interese

Los discos que fuimos
Los discos que fuimos

Volver a recuperar lo vivido con un libro de Eric Spitznagel

Sentimientos entre Montevideo y Buenos Aires
Sentimientos entre Montevideo y Buenos Aires

'La uruguaya', una novela breve escrita como la larga canción de un cantautor