Consejos para disfrutar de la Zambomba de Jerez

Domingo, 30 de octubre de 2016   -    David Montes

Consejos para disfrutar de la Zambomba de Jerez

Durante todos estos años, conforme se ha ido acercando el adviento, os hemos ido dando en estas páginas algunos consejos sobre cómo poder vivir con intensidad las típicas Zambombas que copan el calendario festivo jerezano en Navidad. Aún no es diciembre, todavía falta un mes, lo sabemos, como también sabemos que mañana entramos en el mes de los difuntos pero, como en esta vida hay siempre intereses e interesados, y este año algunos establecimientos hosteleros en busca de obtener un mayor rédito están programándo zambombas o pseudozambombas hasta en los primeros días de noviembre - hemos visto carteles anunciándolas el día 5 del próximo mes-, nunca está de más recordaros cómo poder disfrutar de esta fiesta navideña tan típica, que afortunadamente el pasado año fue declarada como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, y que la tradición encuadra y enmarca entre los días 8 y 25 de diciembre, si bien esto último a algunos parece importarles más bien poco.

https://www.facebook.com/editorialperipeciaslibros

Como ya saben muchos de ustedes, el último fin de semana de noviembre ha marcado, desde finales del siglo pasado, un inicio extraoficial con el que se le daba pistoletazo de salida a una teórica 'temporada navideña' de zambombas. Estas fechas extraoficiales nunca han estado exentas de cierta de controversia en cuanto a si se debía respetar o no, íntegramente, el 'mes de los muertos' y que la fiesta fuera despues. Oficialmente, para este año de 2016, el Ayuntamiento de Jerez se ha alineado con esa corriente de respeto y ha marcado como fechas oficiales las comprendidas entre el 1 y el 25 de diciembre, en estas fechas son en las que, teóricamente, deben encuadrarse todas las Zambombas, y fecha a partír de la cual cantar villancicos traerá el famoso 'mal vahío'. Lo que pensamos acerca de este 'bocao' que algunos pretenden darle al calendario ya lo conocen todos ustedes. Hace pocas fechas publicábamos un artículo dedicado a ese tema.

Quienes ahora tratan de sacar un rédito con la premura, pueden terminar generando un serio problema en el futuro. Nadie debe olvidar que hasta no hace mucho estuvieron a punto de extinguirse y que, tiempo atrás, sólo la Peña Colchonera, algunas Hermandades y las Peñas Flamencas han sido la mantenedoras de esta tradición en Jerez. Lo que actualmente se conoce como Zambomba, no es más que la evolución de los cantares de pasatiempo con los que se echaban fuera las horas de descanso de la jornada laboral de antaño. Antes no se disponía de la facilidad de movimientos ni de transporte actual y tener que ir a recolectar una cosecha, hacer la vendimia o realizar las labores del campo provocaba que las pernoctas se realizaran en gañanías y dependencias habilitadas para acoger a los obreros y había que entretenerse durante las horas de descanso como mejor se pudiera.

Por eso, mientras se preparaba de comer o se estaba en la sobremesa, cualquier utensilio con el que hacer compás servía para marcar los tiempos y de ahí nace la zambomba. El instrumento no puede ser mas simple: Tinajas que se cubrían con un paño, a ser posible de muselina, al que se le engarzaba una caña junto con una cuerda con las que tensar la tela componen la materia prima de su confección. Al mojarse el instrumento, el sonido grave que produce sirve para dar acompañamiento al cura que quería agua y la soga no le alcanzaba, al gato que se parte el espinazo con tal de conseguir los amores de una gata o a los militares que se marchan a la guerra para tomar la plaza de Cádiz.

Como pueden comprobar, el contenido de las letras es el mas variopinto y sarcástico que puedan encontrar y, dependiendo de la fecha y de las circunstancias, se derivaban por unos derroteros u otros. Y esas reuniones, que con el paso de los años y la emigración laboral en busca de mayor fortuna, se fueron centrando en la época navideña, cuando la familia se reunía al completo, y es lo que ha derivado en la fiesta que actualmente conocemos y que ha llegado a nuestros días.

El formato anteriormente reseñado, y no otro, el de la reunión, es la que deberían buscar por las calles de Jerez. Y para que puedan disfrutar de ese día, como Dios manda, les vamos a dar los siguientes consejos:

- Aléjese de todo lo que tenga un micro y un altavoz. Muchos negocios han mercantilizado estas fiestas y contratan grupos que lo único que hacen es cantar su repertorio durante 45 minutos o una hora, en uno o dos pases, y ahí acaba todo. La zambomba es una fiesta participativa no contemplativa.

- Póngase ropa y calzado cómodo y salga bien abrigado. Es invierno y el día será largo si decide echarse a la calle al mediodía y aguantar hasta bien entrada la madrugada. Lo que al mediodía parece que sobra, después lo echará en falta durante la noche. 

- El coche déjenlo aparcado porque el vino y el anís no son buen maridaje para coger después el volante, pero son magníficos para predisponer el cuerpo para la fiesta. Así que vayan andando, en autobús o en taxi a donde tengan pensado. En el caso de que decida coger el coche, los parkings suelen ofrecer tarifas interesantes en estos días y sale más rentable dejarlo en uno de ellos que encontrarse alguna gracia de algún descerebrado como aguinaldo navideño.

- Dejen las dietas y los regímenes para otro día y dense el placer de degustar la rica gastronomía jerezana. Habrá degustaciones de guisos, pestiños, roscos, copas de vino y anís y demás placeres prohibidos cuando Melchor, Gaspar y Baltasar le dejen un sobre con la matrícula del gimnasio allá por los primeros días de enero. No pierdan la cabeza tirando de chequera pero tampoco la dejen con el candado puesto. 

- Descárguense de la web del Ayuntamiento de Jerez, pinchando aquí, el listado de zambombas que se van a celebrar y busquen sobre todo las de las hermandades y las peñas flamencas, que son las que mantienen ese halo tradicional de cantar a coro y en reunión, con alguna pincelada de letras de villancicos por bulerías, que para eso estamos en Jerez. 

- No tengan miedo por cantar los villancicos. Si no se los saben, no estaría de más que le echara un vistazo a uno de los muchos libretos que hay publicados en muchas webs y así se van poniendo un poco al día y puedan darlo todo cantando. Aquí tiene un enlace para descargárselos pinchando aquí.

- Por último, y más importante, salga predispuesto a la calle con una gran dosis de ganas de pasarlo bien, dejar los prejuicios y la timidez en casa y si quiere cantar, cante, si quiere bailar, baile y viva con intensidad, una de las fiestas más entrañables de cuantas se celebran en nuestra ciudad durante todo el año, siempre respetando a quien tenga al lado. Que disfruten, ya nos contarán...

Por cierto, conforme se acerquen las fechas, en nuestra Agenda Flamenca iremos publicando aquellas zambombas que cumplen los requisitos que os hemos ido mencionando anteriormente. Estén atentos porque se lo van a pasar muy bien cantándole coplas al Niño Dios.

Último directo

Quizá te interese

Video: El Concierto de Aranjuez por bulerías by Antonio Peña Carpio 'El Tolo'
Video: El Concierto de Aranjuez por bulerías by Antonio Peña Carpio 'El Tolo'

Acompañado a la guitarra por José Ignacio Franco, el cantaor jerezano ofreció un recital íntimo en la ciudad el pasado viernes por la noche.

Aprobada la demolición de la Peña Flamenca 'Los Juncales'
Aprobada la demolición de la Peña Flamenca 'Los Juncales'

Con un coste cercano a los 45.000 euros, el Ayuntamiento de Jerez ultima la contratación de las obras de derribo de la histórica entidad flamenca de la ciudad