Ha fallecido Pilar Montoya 'La Faraona'

Viernes, 6 de marzo de 2015   -    David Montes

Ha fallecido Pilar Montoya 'La Faraona'

El flamenco ha vuelto a sufrir otro duro golpe en su línea de flotación. Si bien ayer dábamos el último adiós a Juan de la Plata, en la mañana de hoy nos hemos despertado con la noticia de que Pilar Montoya 'La Faraona', ha fallecido a los 55 años de edad. Hija del gran 'Farruco', hermana de 'La Farruca' y tía de 'Farruquito, 'Farru' y 'El Carpeta', nació en Sevilla en el año 1960 y comenzó a bailar a los 15 años siguiendo las enseñanzas de su padre, al que acompañó en todas sus actuaciones. Participó en el espectáculo 'Flamenco Puro' en su larga temporada en Broadway junto a El Güito, Manuela Carrasco y Concha Vargas y, como solista, protagonizó 'Andalucía Flamenca', 'Persecución' o 'Bodas de Gloria' y, con toda la familia, giró con los espectáculos 'Raíces flamencas', 'Farruquito y famlia' y 'Alma Vieja'. Tras participar como artistista invitada dentro del espectáculo 'Pinacendá' de sus sobrino 'Farruquito', en el Teatro de la Maestranza en la pasada Bienal de Sevilla, su última intervención sobre un escenario tuvo lugar la pasada semana, ejerciendo de artista invitada de su hermana 'La Farruca', dentro de la programación 'Flamenco vienen del Sur' que acoge el Teatro Central. Descanse en paz.

https://www.milar.es/
http://www.flamencoonfire.org/
https://www.facebook.com/caprichodiariojerez/

Último directo

Quizá te interese

El 'Espacio Turina' se convertirá en el 'Templo de las Seis Cuerdas' durante la Bienal de Flamenco de Sevilla
El 'Espacio Turina' se convertirá en el 'Templo de las Seis Cuerdas' durante la Bienal de Flamenco de Sevilla

Paco Jarana, Alfredo Lagos, Pedro Mª Peña, Rafael Rodríguez, David Carmona y Santiago Lara protagonizarán el ciclo dedicado a la guitarra flamenca.

Midas en Itálica
Midas en Itálica

David Palomar y su sexteto ofrecieron una noche excelsa dónde hasta los romanos terminaron moliendo aceitunitas verdes mientras los que estábamos allí congregados nos dejamos las palmas intentando devolver parte de la alegría y el buen flamenco que nos habían dado.