4 lugares que te enamorarán de Sevilla

Foto: Sevilla nos ofrece enclaves mágicos para disfrutar.

Viernes, 9 de agosto de 2019   -    Pedro Toril

4 lugares que te enamorarán de Sevilla

Si hay un lugar donde las calles están repletas de flores ese es Sevilla. Balcones y calles se llenan de estas preciosidades que consiguen que una ciudad como esta sea todavía más preciosa. Pero ¿y dentro de las casas? Conseguir flores online es de las cosas más sencillas en este momento.
 
Porque se pueden conseguir flores a domicilio en Madrid, Sevilla o en cualquier parte. Disfrútalas en casa y en la calle. Dar una vuelta por la noche en Sevilla es de esas cosas que no tienen precio. ¿Quieres conocer 4 lugares que harán que te enamores un poquitín más de la ciudad?
 
Catedral de Sevilla

Vayas un día o una semana de visita a la ciudad hay un lugar por el que tienes que pasar obligatoriamente. La catedral de Sevilla es la catedral gótica más grande de todo el mundo. Se comenta que se empezó a construir por allá el 1401 pero no se encuentra un escrito que hable de ella hasta 1433.

Una curiosidad que tiene esta catedral es que se construyó encima de la mezquita aljama. De esta antigua mezquita solo se conserva el Patio de los Naranjos y el alminar. Sin duda es un lugar que no te puedes perder.

La Giralda

En la misma catedral de la que hablábamos anteriormente se encuentra la Giralda, la torre campanario. Si hay un monumento que es EL monumento ese es la Giralda. Se considera uno de los monumentos más importantes de toda Andalucía.

Cuando esta torre se construyó fue la torre más alta de todo el mundo en aquel momento. Llegando casi a los 100 metros de altura. La Giralda está hecha con dos cuerpos unidos, el significado de esto es la fusión de las dos culturas que se encuentran en la ciudad.

Real Alcázar de Sevilla

Otro de los lugares más espectaculares de la ciudad es el palacio de la ciudad. Algo que llama mucho la atención es que no se construyó de golpe, sino que todo pasó muy poco a poco. Todo comenzó en la Edad Media, pero no se acabó en este período. Se siguió construyendo durante la época islámica, pero no fue hasta la conquista cristiana que se terminó. El palacio es un lugar que merece la pena ver, aunque sea por todo lo que ha pasado en él.

Torre del Oro

A orillas del río Guadalquivir hay una torre a la que merece mucho la pena ir a ver. La Torre del Oro tiene una altura de 36 metros y se comenzó a construir en 1220. La verdad es que tiene bastantes años. 

Último directo

Último directo