Vente a Sevilla; un universo de color y sabor por descubrir

Foto: Una imagen de la Torre del Oro.

Viernes, 26 de abril de 2019   -    Mikel Zubillaga

Vente a Sevilla; un universo de color y sabor por descubrir

Nadie tiene ninguna duda de que Sevilla es una ciudad mágica, un lugar de increíble belleza capaz de mostrarte mil caras, todas positivas, desde el día bullicioso hasta el paseo nocturno y romántico, tranquilo y relajado que puede transportarte a otros tiempos.

Sevilla atrae a muchos turistas por sus conocidos monumentos, pero en la noche sevillana se esconden momentos memorables con sus grandes representaciones arquitectónicas alumbradas por las luces de la propia ciudad, puedes encontrar rincones maravillosos que no están abarrotados de turistas cámara en mano para sacar la mejor foto y siempre contarás con la ayuda y la alegría sevillana para llevarte el mejor de los recuerdos en el corazón.

Mientras un paseo diurno te ofrece la calidez de su buen clima y una ciudad ajetreada, un paseo nocturno te enamorará con la vista pausada que ofrece la ciudad en calma. Lo mejor para disfrutar de esta ciudad a tu ritmo es alojarte en los apartamentos Sevilla centro, tan bien ubicados que puedes ir a pie a cualquier lado, pues es una ciudad para caminar y recorrerla palmo a palmo. Apúntate al alquiler vacacional Sevilla centro y encuentra apartamentos vacacionales Sevilla centro para tu próxima escapada o para tus próximas vacaciones.

Viaje gastronómico al centro de Sevilla. Los mejores bares y restaurantes

Comer en Sevilla es uno de los mayores placeres del mundo, no te faltarán propuestas, cualesquiera que sean tus gustos. Solo hay que pasear por sus calles para descubrir un bar en cada esquina, un buen restaurante o un local con encanto m magníficas azoteas que te dan una vista privilegiada de la ciudad o terrazas a pie de calle para vivir con intensidad la idiosincrasia de la capital andaluza.

Ya sea que te gusten los modernos gastrobares, donde se mezcla sabor y tradición con fusión y cocina contemporánea, los bares de toda la vida que se conocen como tascas, o los buenos restaurantes de mesa con mantel, en Sevilla encontrarás de todo y siempre de calidad. De la nueva cocina moderna a las bodegas tradicionales llenas de barricas y carteles de toros y toreros.

Sigue leyendo para que puedas ver una selección de bares sevillanos clásicos, aunque elegir en la ciudad posiblemente con más bares por kilómetro cuadrados no será tarea fácil.

Pura Tasca se trata de una de las gratas sorpresas de la cocina moderna sevillana, pero que se encuentra ubicada en un local tradicional del Barrio de Triana. Está un poco escondido y es un bar que engaña, sencillo y humilde, donde lo más importante y característico de este local es la autenticidad de las mejores materias primas y la propia reinvención de las recetas por parte del chef, todo un placer para los sentidos. Cabe destacar desde su ensaladilla a su arroz meloso con boletus, parmesano y aceite de trufa, su foie con chutney de piña ahumada o su revuelto de ortiguillas.

Donald se trata de un bar de los de siempre que se encuentra en el casco antiguo, donde posiblemente no se haya acometido ninguna renovación en la decoración desde que abriese sus puertas en 1973. Su ambiente es torero y su clientela tradicional, Un buen lugar para degustar Tapas y raciones de cocina casera de toda la vida y muy buen pescaíto frito.

Seguimos con la tradición en La Flor de Toranzo, en pleno centro, inaugurado en 1942 en este momento es regentado por la tercera generación de la misma familia, de origen cántabro, un detalle que se nota en la carta y sus recetas. Nada más entrar, te impregnará un magnífico olor a queso viejo y chacinas ibéricas.

Bodegas Morales no puede faltar en nuestra selección, pues se trata de una de las bodegas más antiguas de Sevilla, inaugurada en 1850, y la que mejor conserva ese aroma de antaño con su barra de madera, sus jamones colgando, sus anaqueles llenos de botellas y con grandes tinajas de barro para el vino. Tradición en estado puro.

El Gallinero de Sandra, cerca de la Alameda, está gestionado por la dueña y encargada del negocio, Sandra, que cambia la carta según temporada y que tiene la habilidad de sorprenderte con sus platos del día. Déjate asesorar por ella, no fallará. Magníficos su carpaccio de corvina con huevas de trucha, su tartar de atún con manzana o su arroz de pato y langostinos. Y deja un hueco para el postre, como la exquisita sopa de chocolate blanco. Simplemente delicioso.

Terminamos con el Yebra, aunque hay muchos más que te invitamos a conocer por ti mismo en tu próxima visita a Sevilla. Este rincón está un poco más apartado de los lugares más céntricos y turísticos, pero merece la pena descubrirlo. Al llegar, te sorprenderá el contraste de camareros con pajaritas y sillas de metal, paredes repletas de recortes de periódicos y revistas que han escrito sobre este local. Entre nuestras recomendaciones el ajoblanco con trocitos de vieira y setas o la crepe de bacalao con salsa holandesa.

 

Último directo

Último directo