Deficiencia auditiva, ¿qué es y qué hacer?

Foto: Ante problemas de audición, lo primero es acudir a un especialista.

Miércoles, 24 de abril de 2019   -    Pedro Toril

Deficiencia auditiva, ¿qué es y qué hacer?

Una deficiencia auditiva es la dificultad o total incapacidad para percibir sonidos normalmente. Esta deficiencia puede ser total, cuando el individuo no puede percibir nada, en ese caso se llama cofosis; o parcial, que es cuando se pueden percibir algunos sonidos de determinadas características, en ese caso se llama hipoacusia.

La deficiencia auditiva en la infancia, afecta el desarrollo del habla. Los niños con esta condición sufren de disminución en la socialización, reciben menos información y las experiencias con sus pares son más pobres. Por esta razón, es necesario hacer un diagnóstico adecuado y tomar correctivos inmediatos.

Diagnóstico

En el momento en que se detecta la falta de audición, se debe acudir al especialista, a un otorrino o un audiólogo. Las diferencias entre otorrino o audiólogo son que el otorrino es un médico capacitado para tratar lesiones y otras patologías y el audiólogo sólo se encarga de colocar los audífonos y hacer los exámenes necesarios para determinar el grado de deficiencia de la audición.

En líneas generales, ante un problema de audición siempre que no haya dolor ni molestias se puede acudir tanto al otorrino como al audiòlogo, ambos te derivaran entre sí en función de lo que diagnostiquen.

Los audífonos

Son aparatos para asistir a la persona con hipoacusia, de manera que pueda percibir los sonidos de su entorno e integrarse en las actividades cotidianas normalmente. Están conformados por un micrófono que capta el sonido y lo convierte en impulsos eléctricos, un amplificador y un altavoz que introduce el sonido amplificado dentro del canal auditivo.

Se trata de un dispositivo electrónico y los más modernos son digitales, usan tecnología sofisticada para proveer una experiencia de calidad a sus usuarios.

En el centro auditivo ClaSo Barcelona están disponibles los diferentes  tipos:

- Intraauriculares (ITE). Se colocan totalmente dentro del oído externo, pueden ser incómodos para algunas personas, ya que la pieza que va en el oído contiene todo el aparato, por lo tanto, es algo grande.

- Intracanales (ITC). Se colocan dentro del canal auditivo y se adaptan mediante un molde a la medida. Debido a su tamaño más pequeño tienen menos funciones, pueden ser incómodos para algunos usuarios y están expuestos a las secreciones del oído, lo que puede afectarlos. No se recomienda su uso para niños.

- Retroauriculares (BTE). Tienen toda la electrónica que va detrás de la oreja y luego un molde a medida para canalizar el sonido al interior del oído. Es el más popular porque es el formato de toda la vida

- Receptores en el Canal (RIC/RITE). Parte del aparato se coloca detrás de la oreja y la otra parte va en el oído. Son los audífonos más versàtiles y cómodos de llevar pero no sirven para pérdidas de audición muy acusadas.

Ventajas del uso de audífonos

- Funciona para todos. Los audífonos son soluciones auditivas para todas las edades, hay modelos para bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos. Cada grupo tiene necesidades particulares, y para todos hay opciones.

- Mejora la socialización. La persona puede participar normalmente en conversaciones con sus familiares, amigos y estar al tanto de lo que sucede a su alrededor.

- Desarrollo del habla. En el caso de niños pequeños permite un adecuado desarrollo del habla y de las habilidades sociales.  

- Aprendizaje y escolarización. Provee de experiencias positivas para el aprendizaje y permite una integración completa en actividades escolares. Los estudiantes pueden participar en escuelas regulares, equipos deportivos y culturales,sin asistencia especializada.

- Favorece la independencia. En el caso de ancianos, ayuda a que mantengan su autonomía y que necesiten menos ayuda. Al perder la capacidad auditiva a edad avanzada, es difícil aprender el lenguaje de señas, por lo tanto, la mejor opción es el uso de audífonos.

- Mejora la concentración. Está comprobado que las personas con deficiencias en la audición tienen dificultades para concentrarse y prestar atención, debido a que tienen que hacer un esfuerzo para escuchar y pierden el hilo de lo que sucede fácilmente, esto se soluciona instantáneamente con el uso del audífono.   

 

Último directo

Último directo