Cuánto vamos a echar de menos, el Jueves de Pasión

Viernes, 12 de abril de 2019   -    A. Cañadas

Cuánto vamos a echar de menos, el Jueves de Pasión

Los tiempos cambiarán. Evolucionarán. Y llegará el día en el que echaremos de menos el Jueves de Pasión que conocimos a comienzos del siglo XXI. Quizás sea hasta más pronto de lo que pensamos. ¿Quién sabe? El caso es que alguna vez echaremos la vista atrás, y volveremos a ver los años en los que la Hermandad de Bondad y Misericordia modelaba su misterio del Lavatorio de Pies, y volveremos a recordar cuando la cofradía salía del antiguo Sanatorio, y cuando la calle Toneleros era solo un paso fugaz por el barrio matriz de la corporación, y sobre todo, cuando el templo de la Victoria era principio y fin de la salida procesional... y cuando la Catedral era San Juan de Letrán. 

Todo eso formará parte algún día de eso que llamaremos nostalgia, y es que no me negarán ustedes, que la tarde de este último Jueves de Pasión que hemos vivido, no merece formar parte desde ya de nuestro álbum privado de cosas cofradieras. Fue una tarde sencillamente espectacular en lo meteorológico, que con la mañanita de frío que habíamos tenido, ya era para estar más que satisfecho, pero que después tuvo principalmente tres referentes, a cuál mejor.

El primero, obviamente, la cofradía que a las cinco y media de la tarde, inauguraba las procesiones en Jerez. Bien la salida, con preciosa dedicatoria a los niños, y a esas inevitables ausencias que siempre existen en todas las hermandades, y magnífico el paso por su barrio, donde se hizo un guiño al futuro con tránsito incluido por la puerta de la parroquia de San Juan de Dios, que pudo significar muchas cosas, y que jalonó, como todo el recorrido, un extraordinario acompañamiento musical de la Agrupación 'San Juan'. Chapó.                                                                                                          

Después tocó como siempre, un regreso al centro, que marcó rincones especiales en Chancillería y Porvera, y sobre todo en San Juan de Letrán, con una Alameda Cristina que estaba a reventar de público... pero ya a esa hora, la noche del Jueves nos había regalado otro momento que no debieran ustedes perderse nunca, como fue la subida a su paso, en San Juan de los Caballeros, del Santísimo Cristo de la Esperanza. Un sencillo acto de esos de la Cuaresma de Jerez, que dan a nuestras cofradías, empaque, solera, solemnidad, y grandeza. Templo oscuro, y don José María Osborne haciendo los rezos. Momentazo.                                         

Y para cerrar la noche, mientras el Señor de la Bondad y Misericordia se marchaba para la Victoria, quién sabe si para cruzar esa puerta grande por última vez, la Capilla de las Angustias abría sus puertas a las doce, y nos dejaba ver a la Virgen pequeña que abraza el cuerpo sin vida del Señor, auténtica ambrosía en medio de la negrura. Una maravillosa antesala del Viernes de Dolores de Jerez, que hicieron del Jueves de Pasión, un primer gran recuerdo de la Semana Santa que todavía está a punto de comenzar.

Último directo

Quizá te interese

Rocío'19: Ya luce la Virgen sus estrenos de coronas y terno
Rocío'19: Ya luce la Virgen sus estrenos de coronas y terno

Amanece la Ermita con la sorpresa de ver a la Patrona de Almonte engalanada para la nueva romería de Pentecostés

Las Salesianas de Monte Alto, preparan la celebración de María Auxiliadora
Las Salesianas de Monte Alto, preparan la celebración de María Auxiliadora

La procesión de alabanzas tendrá lugar el viernes día 31 de mayo, como cierre a los cultos iniciados esta semana