''Hasta siempre, Tina'' por Álvaro Ojeda

Jueves, 15 de noviembre de 2018   -    Álvaro Ojeda

''Hasta siempre, Tina'' por Álvaro Ojeda

Ya no te separan un par de escalones de Ella. Ahora sí que sí, ya estás comprobando todo aquello que sentiste en La Plazuela. 

Tina, la buena de Tina, aquella profesora que alzó su voz en redes sociales ante la injusticia de las máquinas de Amancio, y que la redes me acercaron hasta conocerla, ha dejado de demostrar en esta vida, la madre, la esposa, la amiga y la hermana tan descomunal que era. 

Mujer, y ahora dejo de tutearla, deja usted un legado inconmensurable de fuerza y de superación. Deja usted, frases para la reflexión, sonrisas que dan queroxeno a quienes siguen luchando, y un recuerdo imborrable de cuantos decidimos acompañarla en los renglones torcidos que para usted tenía Dios. 

Tuvimos pocas charlas. Las justas. Recuerdo su atención de profesora ante los pensamientos de quien le hablaba allí junto al jardín de su casa. No olvido aquella frase mientras sonreía: "¡Chiquillo, que de cosas eres por dentro; que rebujina!"

Creía sin ver ni tocar, y yo creía, tal vez por mi edad, viendo y tocando. Por ello, quise enseñarle ese mundo en el que vivo, donde se ve y se toca para alcanzar lo que llaman Fe, algo que a usted le sobraba.

Le traje una concha de mi viaje a Santiago de Compostela, que llevé sobre mi bici cinco días. Le traje la estampa de la Esperanza de Triana, de cuando fuimos en bici durante doscientos catorce kilómetros. Y le llevé... también le llevé a la Plazuela, un lugar que no sabía usted que existía, y que llevaba allí décadas y décadas esperándole.

Fue usted un par de veces, y ante Ella se sentó, se arrodilló y rezó. Ildefonso, no dudó ni un minuto en abrirle solo para usted las puertas de aquel joyerito, que me confesó, le dio fuerzas para seguir aferrada a la vida.

Se lo dije: "¡Qué miedo Tina, yo no podría; qué miedo Tina..." y allí estaba usted luchando ante el imposible.¡Cuánto quería quedarse, y a veces muchos de los que leen esta despedida, o quien la escribe, por dos problemas de nada o por la rutina de la sociedad... dejamos de verle sentido a todo esto llamado vida!

Me quedo con una frase en tu última visita a la Esperanza, delante de Ella y del Santiisimo que nos dejó claro todo: "YO ESTOY PREPARADA PARA LO QUE ÉL ME MANDE, Y TENGO MUCHA PAZ INTERIOR, ASI QUE AQUÍ ESTOY, DE MOMENTO; MIENTRAS PUEDA VOY A LUCHAR, PERO YO... ESTOY PREPARADA; ESTOY EN PAZ."

Y así te marchaste amiga, en Paz, y estoy seguro de que Ella te habrá esperado a las puertas del Cielo para darte las gracias por tus dos visitas.

Ahora, acostúmbrate a utilizar las alas, porque desde ya eres un bello Ángel de la Guarda, que tendrá que bajar mucho por aquí para devolver todo lo que ellos hicieron por ti durante este tiempo. Tus hijos, que a diferencia de mí, como les dije, tuvieron la oportunidad de luchar, y de despedirse de su madre, comenzarán a notar y sentir tu presencia de otra forma muy distinta a la que estaban acostumbrados.

Y es que las madres nunca mueren. Jamás. Sé de lo que hablo.

Tina, me despido. Gracias por tus ratitos. 
Hasta siempre.

Último directo

Quizá te interese

Cofrademanía: ''Mucha gente del barrio de Santiago me ha dicho que quieren ser costaleros de la Piedad''
Cofrademanía: ''Mucha gente del barrio de Santiago me ha dicho que quieren ser costaleros de la Piedad''

Regresó nuestro programa, en el que este lunes conversamos con Manuel Monje, hermano mayor del Transporte, y nuevo capataz en 2020, del paso de palio de la Piedad, además de mantener nuestras secciones habituales de cada semana

Presentación de enorme nivel en Algodonales
Presentación de enorme nivel en Algodonales

María de la Paz Barbero, restaura un conjunto escultórico de imágenes de los siglos XVIII y XIX, expuestas al culto en las parroquias de Algodonales, La Muela y Zahara de la Sierra