Reflexiones desde el desierto Reflexiones desde el desierto

No nos movemos para que todo siga igual de cutre. Violencia de los padres en el fútbol infantil, copia de la violencia de hinchas en la calle. Violencia vedada en el trabajo, y un largo etcétera. Lecciones nefastas a una generación a la que enseñamos a ser egoístas, violentos e insolidarios.

Juan Félix Bellido
Los Libros Los Libros

Dado que para algunos, entrar en una librería es como profanar un sagrado misterio, los libreros, en un último esfuerzo por poner las cosas fáciles, los sacan a la orilla de la calle, exponen sus cubiertas al sol.

Juan Félix Bellido
Primavera de fiestas y de memoria Primavera de fiestas y de memoria

Dado que está de moda la amnesia, digo que vale la pena rescatar del recuerdo algo de aquel bagaje que hoy forma también parte de nuestra idiosincrasia.

Juan Félix Bellido
Paco Algora Paco Algora

Hoy 30 de marzo de 2017: De ti nos han dejado tantas cosas y el vacío se me llena con tu recuerdo. Tantos paseos por Jerez contigo, llenando la conversación de sabiduría y de esa honestidad intelectual que tanto me enseñó

Juan Félix Bellido
No conviene matar a Montesquieu No conviene matar a Montesquieu

Que todo está revuelto en la política española es una verdad como un puño y los casos y casos que pasean por los tribunales nos llevan a reflexiones que no debemos desechar.

Juan Félix Bellido
Historia de las mujeres Historia de las mujeres

Algunos estamos empeñados en no desterrar la memoria, consciente de que la amnesia, se mire como se mire, es una patología, no una virtud, ni una conquista

Juan Félix Bellido
Mujer Mujer

Volvemos a seguir haciendo oídos sordos al parecer de los sabios, a la rotunda realidad de los hechos. Queda un camino aún por recorrer y debemos seguir hollándolo con decisión. Y esto da razón a las celebraciones reiterativas que se repiten durante el mes de marzo

Juan Félix Bellido
Elogio a nuestra antigua historia Elogio a nuestra antigua historia

Nos asalta la amnesia o la ignorancia por extraños perjuicios que lo confunden todo, cuando nos asomamos a aquellos tiempos andalusíes, tan nuestros como cualquier otro de la Historia de España. Y no ro9ban el placer de disfrutarlos. De vez en cuando, hace bien recordar a sus escritores.

Juan Félix Bellido
Andalucía: joven solera histórica Andalucía: joven solera histórica

Vamos a darle a nuestra tierra un baño de parabienes, que tampoco sería malo, y dejar por un día de sentirnos acomplejados, avergonzados por lo que no funciona tan bien como quisiéramos, a causa de los malos manejos de unos pocos dirigentes andaluces que no atinan ni por equivocación.

Juan Félix Bellido
La gallardía de ser realistas y apostar por ello La gallardía de ser realistas y apostar por ello

La contradicción, frecuente, entre la filosofía en la que decimos creer y que dialécticamente intentamos defender y el trato que damos a nuestros semejantes cercanos: compañeros de trabajo, amigos, colegas…es penosa

Juan Félix Bellido
28 de febrero, ¡oído al número! 28 de febrero, ¡oído al número!

Como siempre y en casi todo, “el olvido lleva al exilio, mientras que la memoria es el secreto de la redención”, como decía Baal Shem Tob. Ya está a la vuelta de la esquina el día de Andalucía. 28 de febrero, recuerdo de muchas cosas y actualización pragmática de otras.

Juan Félix Bellido
Otras formas de amor Otras formas de amor

Un febrero más nos machacan con un San Valentín con trazasde anzuelo para que piquemos en la superficialidad y nos conformemos con una cena romántica, una caja de bombones y cuatro tonterías más, ignorando la verdad de las cosas

Juan Félix Bellido
¿Dolores de cabeza? ¿Dolores de cabeza?

Con mimbres como éstos, y maniobrando en la vida pública, mal futuro tenemos, y pobre cesta la que saldrá de aquí. Menos mal que el resto de los andaluces andamos convencidos de que competir es formarse

Juan Félix Bellido
Repudio de la insensatez Repudio de la insensatez

Para encontrar trabajo hay que esconder buena parte del currículo, no vaya a ser que te rechacen por lo que sabes. Insensatos ignorantes que temen que el aspirante le adelante en la próxima curva. El triunfo de la insensatez. Y así nos luce el pelo.

Juan Félix Bellido

Facebook

Twitter