Paco el del Kiosko

Miércoles, 26 de julio de 2017   -    Álvaro Ojeda

Paco el del Kiosko

Querido Paco, ¡la guerra que le estás dando, amigo! Como la que yo te daba a ti en las amenecías de aquellos años noventa cuando Porvera arriba, ciego de Carlos III cola y haciendo crónica con nuestro común amigo Monolito de lo que fue la noche, llegábamos a tu Kiosco que era un oasis de dulces con un tremendo stock de Bollicaos, Donuts y Cañas de chocolate, siempre maridado con un buenos días que nos regalabas a sabiendas que aquello era ya tradición de cada amanecer de domingo.

Mientras nos comíamos aquellos dulces, nos dejabas leer la prensa gratis, a sabiendas que al final Monolito le compraría a sus padre el periódico y el tabaco.

Durante esos minutos de charla, recuerdo a un hombre integro, trabajador, decente, leal y amable. Un xerecista al que le brillaban los ojos cada mañana de domingo porque jugaba su equipo, nuestro equipo. Así era el Paco que llegaba al ocaso de sus décadas de trabajo y que yo disfruté.

http://www.grazalemamotor.com/

Y pasaron los años querido Paco, y  me viste crecer, y se que fue un orgullo para tí el escuchar en la Cope a aquel niño que iba al Kiosco todas las mañanas de domingo. 

https://www.inderlas.es/

Y pasaron los años, porque nadie nos libramos de los pasitos del tiempo, y tú decidiste que tu Kiosco se fuera contigo dejando el vacío de sus días de gloria, haciéndolo inmortal en el recuerdo de la gente y los "cambios" de las cuadrillas que pasan por allí en Semana Santa. Era de Ley.

https://www.facebook.com/pages/Restaurante-Antonio/298505483637571?fref=ts

Yo ya voy camino de los cuarenta, y tú contra pronostico sigues sumando ferias y domingos al sol. 
Eres de las pocas personas de las que puedo hablar de fútbol, cada uno en su orilla, pero con el mismo sentimiento. Tú nunca me has demostrado odio al hablar de nuestro problema como xerecistas, son más cosas las que nos unen que las que nos separan y solo por eso sigo creyendo en muchas cosas, y es que a gente como tú siempre la querría en "mi equipo" sin ningún tipo de fisuras, y estoy seguro que tal vez estarías dispuesto a fichar siempre y cuando no te toquen tus condiciones.

Paco, cuando nos hacemos mayores y yo poco a poco lo estoy haciendo, solo nos quedará el cariño de unos pocos, los momentos vividos por efímeros que fueran y tal vez, el articulo de algún junta letras como yo que quiere reconocerte tantas y tantas cosas como persona.

Desde Miami, amaneciendo un nuevo día, sentado en el sofá de un piso de una décima planta solo puedo decirte que un día mas ha vuelto a salir el sol. Para mi...para tí, y eso querido Paco, sigue siendo un regalo. El que te deseo por mucho tiempo.

Quizá te interese

Sigue la búsqueda del lateral izquierdo
Sigue la búsqueda del lateral izquierdo

Álvaro Martínez, de La Salle Puerto Real, estará a prueba esta semana