'Jerez no nos quiere' por Andrés Cañadas

http://www.facebook.com/RbgclinicDrRabago/
Lunes, 17 de abril de 2017   -    A. Cañadas

'Jerez no nos quiere' por Andrés Cañadas

Jerez, no nos quiere. Quizás alguna vez quiso llegar a conocernos, pero al final, ni como amigos. No le caemos bien, y ya está. A fuerza de que los días vayan pasando, y el Prendimiento, el Nazareno, o el Cristo, terminen por asomar sus hechuras a la puerta de las almas.. o de las rutinas, el roce parece desembocar por fin en un cierto cariño.. pero poco más. No es ésta una tierra donde las cofradías hayan sabido macerar el respeto de sus vecinos, por causas que debiera estudiar algún reputado antropólogo, por lo que, cada primavera, cuando llegan de nuevo los azahares, renace una animadversión hacia nosotros y nuestro mundo, que siempre termina rompiendo por algún sitio, provocando algunas veces, como ha sucedido este año, que terminemos haciendo el ridículo en los informativos de carácter nacional. Y si no, recuerden la escena del ya tristemente famoso autobús.

http://www.grazalemamotor.com/

¿Por qué todo esto? Pues ni idea, oiga. Pero que ocurre, es un hecho absolutamente axiomático. Esta ciudad vive, no ya de espaldas a su Semana Mayor, sino directamente enfrentada a ella. O la quiere, o la odia. No hay términos medios. Quizás sea producto de una reacción hacia lo que durante muchos años fue una ayuda exagerada y desmedida desde el Consistorio. Quizás es que el personal ya se haya cansado de calles cortadas, de ensayos escandalosos, o de mil y una pamplinas lanzadas al aire de una semana mediática, en la que se escuchan excesivas repeticiones, casi siempre en las mismas voces de siempre.

https://www.inderlas.es/

No gustamos.. y por ende, no se nos respeta.

​Por eso, las voces e insultos de una espontánea en la Plaza de la Asunción al paso de la Hermandad de la Buena Muerte, y por eso los vehículos intentando colarse -y consiguiéndolo- en medio de las cofradías, con la anuencia de la Policía Local, y por eso las calles llenas de mierda a partir de cada anochecida, y por eso, los bares celebrando el gol del Madrid en Champions, y por eso los vendedores ambulantes molestando con sus luces encendidas, y por eso unas señoras viendo salir la Hermandad de la Cena en biquini, y por eso tantas y tantas otras cosas.. que todos ustedes habrán visto, y habrán sufrido también.

http://www.rubysan.es/

Jerez es lo que es, y no da más de sí. Y desgraciadamente, las cofradías tampoco. Algunas cuentan con el aval de la devoción multitudinaria a sus titulares, y con eso lo tapan casi todo. Pero otras, no llegan a eso. Por eso, y a pesar de los esfuerzos por tener, mantener y actualizar, un tesoro humano y patrimonial que ya quisieran tener la mayoría de pueblos de España, y a pesar de los ímprobos esfuerzos municipales por dar sentido, cobertura, y belleza, a esta celebración sin igual, las cosas siguen a peor, y a peor que se pondrán, no más pasen unos años, ya que la falta de valores, y por supuesto la falta de vergüenza, son ya un patrimonio difícil de arrancar en esta sociedad.

Así que, visto lo visto, poco arreglo tiene esta situación. Este es un romance abocado al fracaso, en el que ya quedaron muy lejanos aquellos años en los que íbamos de la mano de la ciudad, cual mocita veinteañera, a pasear con orgullo lo que el sol de la tarde nos dibujaba en el rostro. Y es que, durante algún tiempo tuvimos una Semana Santa de primer nivel..

..pero ya no.

MasJerez
Joaquin Dominguez Medina
Lunes, 17 de abril de 2017

Escribe un cofrade: ¿A qué viene este victimismo señor Cañadas? Problemas como el del autobús; los coches colándose por delante de una cruz de guía, o los atascos detrás de un paso de palio tienen que ver con la falta de organización de la policía local. Cuando quiera hablamos de cómo hay que cortar las calles para evitar situaciones absurdas como las que se ven en Jerez cada vez que sale un paso a la calle. Situaciones que por un lado afean el paso de una cofradía, y por otro son una faena para los conductores que quedan atrapados. Con esto no digo que el conducto hiciese bien en atravesar el cortejo de la hermandad de la Clemencia, todo lo contrario, fue un error gravísimo. Lo que hay que hacer es evitar la oportunidad mediante una mejor organización. Respecto al incidente AISLADO que se vivió en la plaza de la Asunción al paso del Cristo de la Buena Muerte, lamentar que este tipo de situaciones sean inevitables, porque de hecho así es. Lo que si se podría haber evitado es la discusión que se montó. Habría bastado con avisar a la policía para que tomase las medidas necesarias. Como católicos no tenemos que caer en estas provocaciones. Hay que aprender a poner la otra mejilla… Y ya que estamos hablando de faltas de respecto, quizás convenga revisar nuestra actitud como cofrades frente a una hermandad en la calle. Son una norma general las tertulias espontaneas delante de los pasos cuando estos “arrían”, o incluso en mitad de una “chicotá”. Coloquios que se montan con una total despreocupación por el tono y el contenido de la conversación… incordiando al cortejo, generando desorden y afeando el paso de las hermandades, Y todo ello perpetrado por cofrades de renombre, miembros de juntas de gobierno, o de la mismísima unión de hermandades, pregoneros, periodistas… cofrades anónimos… A eso hay que sumar la actitud de los nazarenos en la calle, no solo de los que llevan un cirio o una cruz, también de las presidencias vueltas para contemplar el paso por una estrechez (en cofradías de negro…), de los capataces delante de los pasos, de los costaleros, de las bandas de música… del publico cofrade en general. La excepción es el saber estar. Y eso es un problema. Somos nosotros quienes más faltamos el respeto a nuestras cofradías, no nos engañemos con el discurso anti-cofrade, que además de crispar, está muy manido. No es cuestión de que la ciudad este mal encarada con las cofradías, y de que Jerez entero deba besar el suelo que pisan las cofradías. Nada que ver. El problema aquí es que somos los cofrades los que banalizamos las cofradías, admitiendo y cobijando un movimiento “fan” totalmente desacralizado entorno a ellas. La falta de fondo, y la única preocupación por la forma, es lo realmente dañino. Para exigir respeto, primero tenemos que respetarnos nosotros mismos. Y para ello hay que darle SENTIDO a las cosas. La de Jerez ni es, ni tiene que ser la segunda, la primera, ni la quinta semana santa de Andalucía. Esto no es una carrera. Aquí lo que debe primar es la manifestación pública de fe a través del culto a unas imágenes. Y eso o se hace como es debido, o lo que sale es batiburrillo folclórico que no hay por dónde cogerlo. Con todo y con eso, aclarar que desde mi punto de vista tenemos una semana santa espectacular, la cual debemos cuidar desde dentro para que de este modo tenga valor para los de fuera. Que a nadie se le olvide que las cofradías son instrumentos de evangelización. Un saludo.

MasJerez
Juan Sanchez
Lunes, 17 de abril de 2017

No puedo estar más de acuerdo con el comentario de D. Joaquin Medina, sin desmerecer el suyo D. Andres. Yo no podría decir Jerez no nos quiere cuando las calles, parkings, bares estaban abarrotados. Leía hoy que el recuento manual de nazarenos supera los 10000. Cuantas más personas participan en los desfiles procesionales contando con músicos, capataces, costaleros, etc. Cada una de estas personas tiene detrás a unos padres, unos hermanos, unos hijos y, por tanto, ¡a cuantas personas congregan los desfiles procesionales a su alrededor!. Respecto al respeto es evidente q

MasJerez
Juan Sanchez
Lunes, 17 de abril de 2017

... es evidente que de una sociedad donde damos por válido los botellodronomos, niños hablando de tú a sus profesores y profesores que lo fomentan, para luego quejarse, basada en el materialismo e individualismo, demasiado podemos esperar. Estoy plenamente de acuerdo que son los propios cofrades los que afean los cortejos invadiendo y empujando literalmente a los nazarenos delante del paso. Costalerismo y narcisismo de capataces. Y mire que me gusta con locura ver andar a un paso de cualquier forma. Y por último un detalle. En mi parroquia hubo muchos sitios vacíos durante el Triduo Pascual. ¿Que tal en las suyas?

Quizá te interese

Abierto el plazo de entrega en el certamen fotográfico de la Fraternidad de la Cabeza
Abierto el plazo de entrega en el certamen fotográfico de la Fraternidad de la Cabeza

La imagen ganadora servirá para ilustrar el cartel de la próxima salida procesional del mes de noviembre

Luto en la Amargura por Carlos Orellana
Luto en la Amargura por Carlos Orellana

Fallecido esta pasada madrugada, fue hermano mayor de la cofradía de los Descalzos durante dos mandatos