http://www.flamencoonfire.org/
Jueves, 2 de marzo de 2017   -    Juan Ignacio López

Flamenco y discapacidad... ¡QUÉ ARTE MÁS GRANDE!

No puedes evitar que se te erice el vello. Contemplar a una decena de personas, algunas de ellas con discapacidad física o intelectual, levantando las manos, emocionándose, con la silueta erguida, concentrados... sintiendo el baile, es sencillamente espectacular.

http://www.grazalemamotor.com/

Son los participantes del curso ‘Flamenco Inclusivo’, a cargo del bailaor, coreógrafo y pedagogo José Galán. La iniciativa es ‘el mirlo blanco’ de la programación formativa del Festival de Jerez 2017. Y lo es porque, desgraciadamente, no abundan proyectos tan atrevidos e integradores como éste, dirigidos especialmente a personas que padecen algún tipo de disfunción.

Galán ha trabajado en diferentes compañías, en Madrid, con Sara Baras, Antonio Canales e incluso en danza y teatro con Salvador Távora. Pero se volvió a Sevilla, buscando ese ‘algo’ que llenara sus inquietudes como bailaor y formador. En Sevilla conoció a la asociación ‘Danza Mobile’, compuesta por artistas con y sin discapacidad. A raíz de este contacto dieron forma de manera conjunta a su proyecto, también integrador, pero utilizando el baile flamenco, estrenándolo en la Bienal de Sevilla. Dos personas con síndrome de Down y otras dos ciegas formaban parte del elenco.

Desde 2010, José Galán viene batallando con su proyecto ‘Flamenco Inclusivo’. Decidió complementar su pasión y dominio del baile, embarcándose en un doctorado de Flamenco. En breve culminará su tesis sobre ‘Flamenco y Discapacidad’, curiosamente dos realidades que han coexistido siempre, según afirma.

El carácter inclusivo de esta iniciativa es clarísimo, al igual que el pensamiento que lo inspira:

“Es una manera de luchar por la igualdad en las tablas. No sólo entra la discapacidad física. También la intelectual, que aún es más excluyente. Todos tenemos alguna peculiaridad y algo que aportar, además del derecho de acceder a la cultura”.

Aunque ha contado con algunos apoyos, como el del Instituto Andaluz de Flamenco, critica a quien ve en este tipo de proyectos un filón. En el camino, recuerda, no ha faltado alguna mala experiencia, como en Barcelona, donde además de “no pagarme la totalidad de mi trabajo, trataron de aprovecharse de mí… Querían mi proyecto pero sin mi nombre”.  

José enfatiza en la necesidad de contar con más apoyos, “de gente de verdad, que realmente crea en este proyecto. Me gustaría conseguir la visibilidad suficiente  para que haya integración e inclusión y la normalización del flamenco con personas con discapacidad”.

Y no le falta razón. Es una lástima que iniciativas de este calado, con tal grado de compromiso, resulten una lucha contracorriente. No estaría de más una mayor difusión. De haber sido así, y es una opinión personal de quien suscribe, habría sido necesario ampliar las plazas.  

No en vano, el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Personas venidas desde Tarrasa, Valencia, Sevilla, Italia o Jerez, que han cumplido un sueño.  

Está demostrado: el arte y el baile no tienen más barreras que las que quienes nos consideramos ‘capacitados’ pongamos por el camino.   ¡Enhorabuena y que cunda el ejemplo! Y el año que viene…., ojalá, más.

Quizá te interese

Indiscutiblemente singular
Indiscutiblemente singular

Martirio - Hotel Tres Reyes - Flamenco On Fire 2017 - Reseña, galería de fotos y video.

El alma de Cañizares
El alma de Cañizares

José María Cañizares y la Orquesta Sinfónica de Navarra - Concierto Al Andalus - Baluarte - Festival Flamenco On Fire 2017 - Reseña, galería de fotos y video.