La vida de un ángel entre nazis

El ángel de Budapest y Julio Martín Alarcón.

Miércoles, 21 de diciembre de 2016   -    Luis Galindo

La vida de un ángel entre nazis

A veces, entre la barbarie y la crueldad del ser humano, aparecen ángeles. Y mientras los nazis asesinaban a más de seis millones de personas, algunos hombres de honor arriesgaban sus vidas para salvar a miles de judíos. Lo hizo Oskar Schindler y también Ángel Sanz Briz, conocido como El ángel de Budapest, título también del libro editado por Ediciones B en el que Julio Martín Alarcón repasa la figura del diplomático español. 

En El ángel de Budapest, el autor recoge los diez meses que Sanz Briz pasó en tierras húngaras. Todas las acciones humanitarias que llevó a cabo, a veces incluso en contra de las decisiones del gobierno español, para salvar la vida de más de 5.000 judíos están detalladas en un relato que nos ofrece esa visión esperanzadora que choca con la mayoría de títulos seleccionados en nuestro especial sobre el Holocausto alemán

Apoyado en un importante trabajo de investigación, Martín Alarcón incluye datos y documentación inédita de las numerosas gestiones llevadas a cabo por El ángel de Budapest en su intento de salvar a los judíos residentes en Hungría. El autor también contextualiza notablemente el momento histórico que se vive en el país magiar, invadido en marzo de 1944 por los nazis. 

Apasionante resulta el viaje por la vida y personalidad de Sanz Briz. Aunque es cierto que ya se ha escrito mucho sobre la vida de este diplomático español, el libro se antoja necesario para conocer más sobre su importante contribución a la historia de la humanidad en un período tan negro como el del Holocausto.   

“En Alemania sabían perfectamente que los judíos sefardíes no habían visto en su vida España, pero les era indiferente, aplicaban su política de repatriación de judíos extranjeros incluso relajando los plazos, pero no facilitarían ninguna otra forma mientras España no se comprometiera. Paradójicamente, los judíos con antepasados españoles y que en virtud del decreto eran súbditos de la nación, tenían menos posibilidades que los apátridas”. 

Quizá te interese

Los discos que fuimos
Los discos que fuimos

Volver a recuperar lo vivido con un libro de Eric Spitznagel

'Libros y literatura' busca las mejores reseñas
'Libros y literatura' busca las mejores reseñas

Concurso dirigido a blogs literarios